Nils McCune

Terminé el doctorado en Ecología y Desarrollo Sustentable en ECOSUR San Cristóbal en 2016. Mi trabajo de investigación fue un co-labor con La Vía Campesina enfocado en la construcción de procesos de formación agroecológica entre juventudes campesinas de Mesoamérica.

La Vía Campesina ha creado docenas de escuelas agroecológicas campesinas donde miembros de los movimientos, sobre todo las y los jóvenes, se forman en los aspectos políticos y técnicos de la agroecología y la soberanía alimentaria. Estas personas llegan a ser cuadros -‘columna vertebral’, en el sentido del Ché- de la lucha por la soberanía alimentaria en sus países.

En Nicaragua, no es principalmente el contenido de las clases, sino las situaciones sociales de desarrollo creadas alrededor de estas escuelas, que produce cuadros. Los diversos espacios socioculturales del entorno actúan como mediadores pedagógicos, ayudando a construir nuevos sentidos de lucha en los sujetos de aprendizaje. Sin embargo, para que los y las graduados de estas escuelas apoyen concretamente a la masificación de la agroecología, es necesario identificar los mediadores territoriales que se vuelven puentes entre las y los cuadros del movimiento social y la acción masiva de campesinos y campesinas en cada contexto específico.

No es suficiente formar cuadros al nivel individual; los movimientos sociales están llamados a formar a los territorios con procesos de aprendizaje colectivos y vinculados al lugar. Las estructuras organizativas de base, la actividad agroecológica, el método social de intercambio de saberes, el acceso a la tierra, la experiencia de campesinos/as establecidos/as y la energía de cuadros formados/as en educación popular, son algunos de los mediadores territoriales que posibilitan la masificación de la agroecología.