Nathan Einbinder Looney

Soy estudiante de doctorado en El Colegio de la Frontera Sur, San Cristóbal de las Casas, México.

El objetivo principal de mi investigación es documentar y analizar el escalamiento horizontal de las prácticas agroecológicas en el territorio Maya-Achí de Baja Verapaz, Guatemala. A diferencia de otros distritos rurales del país, el territorio Maya-Achí se está recuperando de la violencia y la represión de los años ochenta (hasta el 25% de la población fue asesinada o desaparecida por fuerzas militares y paramilitares), sin mencionar los conflictos recurrentes en el lugar, la implementación de políticas de desarrollo neoliberales, el cambio climático/sequía, el aumento de la emigración y la degradación cultural y ecológica.

 

 

 

 

 

 

La agroecología es vista como una solución potencial a los muchos problemas que afectan la región, se basa en la restauración de variedades de semillas nativas y prácticas tradicionales, conservación del suelo, empoderamiento de jóvenes y mujeres; y es promovida por organizaciones campesinas locales, a menudo apoyadas por ONGs de base extranjera.

Si bien la recuperación y/o desesperación cultural derivadas del paradigma agrícola actual (dependencia de insumos químicos, pérdida de semillas y conocimiento, seguridad alimentaria y preocupaciones sobre la salud, daños ambientales) son hipotéticamente la causa primaria para la adopción de prácticas agroecológicas, un rango de factores complejos están en juego, como la esperanza de obtener beneficios económicos, así como el complicado rol de la ayuda y de las organizaciones políticas.

Además de la identificación de estos motivos clave y obstáculos, también realizo una investigación participativa observando los impactos de la agroecología en los hogares de los agricultores y su conexión con las percepciones locales de la soberanía alimentaria.