PAECOSUR presente en la reunión de la Red de Planes Ambientales

Janneth Adriana Padilla Saldívar, responsable institucional del Plan Ambiental de El Colegio de la Frontera Sur (PAECOSUR), y Cecilia Limón Aguirre, responsable suplente del mismo, asistieron a la “23 Reunión de Planes Ambientales Institucionales del Consejo Regional Sur-Sureste (CRSS)”, de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), realizada el 26 y 27 de abril en la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) en Tuxtla Gutiérrez Chiapas.

El objetivo de esta red es establecer mecanismos de colaboración interinstitucional que promuevan la incorporación de la dimensión ambiental en las funciones sustantivas de las Instituciones de Educación Superior (IES) miembros de la ANUIES, para el desarrollo sostenible de la región sur-sureste de México.

Durante la reunión, se revisó el primer número del boletín electrónico que se publicará en el mes de junio en la página web de la red así como la actualización de una “Declaratoria por la Sustentabilidad”, la cual buscará ser ratificada por los rectores y directores de las IES que integran la red.

Entre las actividades a desarrollar por la red, en este año, está la de seguir recabando información sobre indicadores en gestión de riesgos, desastres, cambio climático y acciones ambientales de las IES; actualizar la información de la página web y desarrollar contribuciones para el boletín electrónico de la red; impartir talleres de capacitación sobre responsabilidad social; elaborar reglamentos de sustentabilidad; buscar contribuciones para la publicación de un libro sobre responsabilidad social y actualizar los documentos de los planes ambientales.

Silvia Ramos Hernández, coordinadora de la red, informó que presentó el reporte de trabajo 2017 de la red en una reunión de rectores del CRSS, realizada el 24 de abril, con el fin de que las autoridades continúen facilitando los trabajos de los planes ambientales.

También informó sobre la realización del “II Foro Mesoamericano en Gestión de Riesgos y Cambio Climático” que se realizará en octubre de 2018 en la UNICACH así como la apertura de la maestría en Gestión de Riesgos y Cambio Climático de la misma universidad, en agosto de 2018.

Actualmente esta red está conformada por 19 instituciones, ECOSUR forma parte de ella desde su formación en 2005. La participación en este espacio es importante por la colaboración conjunta que se da entre las IES además de la experiencia y aprendizajes que se obtienen y que son recursos valiosos para fortalecer al PAE.

Janneth Padilla

Publican resultados del primer estudio que muestra como los microplásticos son transferidos a lo largo de la cadena trófica terrestre

Este jueves, Scientific Reports Nature publicó un artículo sobre la presencia de microplásticos en la cadena trófica terrestre, en el cual participó un grupo de investigadores, siendo la primera autora Esperanza Huerta Lwanga, investigadora de ECOSUR, que se dedica desde hace alrededor de 18 años al estudio de las lombrices y durante los últimos años ha trabajado con investigadores de la Universidad de Wageningen para conocer los efectos de los microplásticos en estos organismos terrestres.

El artículo destaca que debido a que las prácticas de consumo han cambiado drásticamente en los últimos años, los habitantes de todos los hogares, pero en especial de los huertos familiares, se enfrentan con la problemática de generación de basura, y que al menos el 20% está conformada por plástico, proveniente principalmente de botellas de refrescos. Explica que es entonces que los habitantes de los huertos al tratar de desahacerse de su basura la queman y contaminan sus huertos.

El estudio muestra cómo los plásticos después de ser quemados no desaparecen sino que se encuentran fragmentados en el suelo, en las estructuras biogénicas de  los invertebrados del suelo,  y en las propias gallinas que habitan el huerto —mollejas infestadas con plástico—.

Este es el primer estudio que muestra cómo los microplásticos son transferidos a lo largo de la cadena trófica terrestre y destaca la importancia de que los habitantes, tanto de huertos como de las ciudades, tomen cartas en el asunto y no quemen sus desperdicios, ya que esto implica un gran riesgo ambiental.

El artículo original se puede leer en:

 

PAECOSUR realizó Rally por el consumo responsable

Como parte de la celebración del Día Mundial del Ambiente, que se conmemora anualmente cada 5 de junio, el Plan Ambiental de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) Unidad San Cristóbal organizó, del 3 al 10 de junio, un rally para promover el consumo responsable.

El rally consistió en incentivar a los participantes a que por una semana, realizaran actividades como el uso de bicicleta o transporte público, el consumo de productos orgánicos en el tianguis agroecológico de Comida Sana y Cercana, el consumo de tortilla de nixtamal o comida vegetariana y el no uso de desechables.

El primer lugar del Rally lo obtuvo Rolando Antonio Dávila Sánchez, estudiante de primer año de la Maestría en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural, quien juntó 25 evidencias durante toda la semana por llegar todos los días en bicicleta, solicitar la comida vegetariana y tortillas de nixtamal, además de no pedir vasos ni platos desechables en la cafetería.

El segundo lugar lo obtuvo Esthefanía Munguía Sánchez, del Departamento de Difusión y Comunicación, quien juntó sus evidencias por llegar a ECOSUR en transporte colectivo, pedir comida vegetariana y tortillas de nixtamal, no solicitar desechables en la cafetería y por comprar en el tianguis agroecológico.

El tercer  y cuarto lugar lo obtuvieron Abril Martínez Utrilla, del Departamento de Difusión y Comunicación; y Paula Enríquez Rocha, investigadora del Departamento de Conservación de la Biodiversidad.

También se premiaron el quinto, sexto, séptimo y octavo lugar: Laura Rubio, de Vinculación; Mateo Mier y Terán, del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente; Mercedes Cristóbal Pintado y Alejandra Maldonado, del equipo de Laboratorios para la Vida (Labvida); respectivamente.

Los premios fueron donados por los integrantes del PAE-San Cristóbal, el Departamento de Difusión y Comunicación y Rafael Cruz, de la cafetería de ECOSUR, los cuales consistieron en: un masaje relajante para el primer lugar, una canasta con productos del tianguis agroecológico para el segundo lugar, bolsas de yute para el tercer lugar, y tasas para el quinto, sexto, séptimo y octavo lugar.

Muchas gracias a todos por su entusiasmo y  participación en este 1er. Rally, así como por sus esfuerzos por la conservación del ambiente.

13423733_1263400737003503_3996626184319859470_n

Reflexionan sobre procesos migratorios, transfronterizos y ambientales en seminario binacional México–Belice

Personal académico de la Unidad Chetumal de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) participó en el Bi-National Seminar Enhancing Connectivity: A Review of Contemporary Issues for Mexico-Belize trans-border relations (Seminario Binacional para mejorar la conectividad: Una revisión de los problemas contemporáneos de las relaciones transfronterizas México-Belice), un encuentro que congregó a especialistas de ciencias sociales y de manejo y gestión de recursos naturales de Quintana Roo y Belice, el 14 y 15 de marzo en la Ciudad de Belice, en la región centrocaribeña.

El seminario promovido por el embajador de México en Belice, Carlos Quesnel, se realizó con las universidades de Belice y Quintana Roo, y Ecosur, instituciones encabezadas por sus respectivos titulares Alan Slusher, Ángel Rivero y Héctor Hernández, director en la Unidad Chetumal de Ecosur.

El propósito de este evento fue reflexionar sobre procesos migratorios, transfronterizos y ambientales entre México y Belice, basados en la conectividad y la movilidad como conceptos clave para explicar la interacción social, económica y cultural entre los dos países, sus territorios y sociedades. El gran eje fue la conectividad, concepto que impone nuevas formas de observar e investigar las dinámicas de flujos en el universo y sobre el cual los procesos transfronterizos resultan ser verdaderos laboratorios de exploración de infinidad de articulaciones complejas tanto de poblaciones humanas como de aquellas relacionadas con el medioambiente en esta amplia región del centrocaribe.

Martha García, investigadora del Departamento Sociedad y Cultura de Ecosur, presentó la conferencia “Belize and Mexico´s southern border: The vitality of their migratory connections” (Frontera sur de Belice y México: La vitalidad de sus conexiones migratorias), en la que destacó la necesidad de proponer nuevos enfoques para observar y estudiar las relaciones transfronterizas y las migraciones en una visión geopolítica que permita entender las relaciones culturales, económicas y políticas entre Sur-Sur. Dentro de esta perspectiva presentó los resultados de su investigación sobre el mercado laboral agroindustrial en el que participa mano de obra beliceña en Quintana Roo y que se caracteriza por la precariedad laboral. Puso énfasis en los problemas sociales que conlleva el hecho de que los trabajadores agrícolas que llegan a la zafra al sur de esta entidad carezcan de los permisos migratorios para laborar, lo que los coloca en una total indefensión.

Laura Carrillo, investigadora del Departamento de Sistemática y Ecología Acuática de Ecosur, presentó la conferencia “Conectividad de ecosistemas en el Caribe”, en ella planteó que el concepto de conectividad en los estudios sobre la circulación y procesos de intercambio entre la costa y los océanos permite observar la integración de las diferentes regiones hidrológicas, estuarinas y marinas. De tal manera que la conectividad física entre México y Belice debe ser evaluada desde un punto de vista transfronterizo desde la parte alta del río Hondo, pasando por la bahía, humedales y lagunas adyacentes, hasta su conexión con el mar Caribe.

Por su parte, Héctor Hernández, director de la Unidad Chetumal, expuso el tema “Tecnología satelital en la investigación de la región Centrocaribeña”; en el que dio a conocer los objetivos del programa científico y aplicaciones tecnológicas de la Estación de Recepción de Información Satelital (ERIS-Chetumal), destacando el potencial de transferencia de tecnología mediante la participación de especialistas mexicanos e internacionales.  El director de la Unidad Chetumal, aclaró que tal iniciativa se emprende con la Agencia Espacial Mexicana (AEM) y un consorcio interinstitucional, e hizo hincapié en la promoción y desarrollo de temas clave para el fortalecimiento de las capacidades de tecnología espacial mexicana y los beneficios regionales en el marco del modelo del corredor Transversal Costero del Sur de Quintana Roo, como área modelo para mostrar la utilidad de las herramientas de percepción remota en el avance de la investigación científica, manejo de recursos naturales y la conservación de ecosistemas.

En el programa, Juan Jacobo Schmitter-Soto, también investigador del Departamento de Sistemática y Ecología Acuática, expuso la problemática pesquera “Fish as both resources and a pest at the Belize-Mexico border” (Peces, tanto recursos como plaga en la frontera entre Belice y México); resaltó los impactos ambientales y económicos de lo que llamó “invasores ecológicos” para referirse a la presencia y distribución de los peces león y diablo en la región del Caribe y sus desplazamientos por la zona transfronteriza. Comentó las posibilidades de atender la investigación sobre los impactos de ambas especies, pero además estudiar las oportunidades de su uso comercial como ocurre con manufacturas para el turismo.

El embajador Quesnel subrayó la relevancia de este encuentro y ofreció los espacios diplomáticos para el acercamiento institucional. Al respecto y en relación con algunos tópicos planteados por los investigadores de Ecosur, se comprometió a atender la problemática reportada sobre las condiciones de vulnerabilidad de los trabajadores agrícolas beliceños que laboran en el sur de Quintana Roo debido a la falta de difusión de la Forma Migratoria de Trabajador Fronterizo, Martha García enviará las recomendaciones de política pública en la materia. Asimismo, el diplomático mexicano ofreció el espacio de la Casa de la Cultura México en la Ciudad de Belice, para la exposición fotográfica sobre Los Jornaleros del azúcar, ya expuesta en varios lugares en la frontera sur.

Banner Bi-National Seminar-01

El manglar de Tajamar es recuperable si se deja crecer: científico de Ecosur

Agencia ID.- Juan Jacobo Schmitter-Soto, investigador del Departamento de Sistemática y Ecología Acuática, en entrevista sobre el caso del manglar de Tajamar, precisó que es posible recuperarlo si se deja que vuelva a crecer, aunque pueda tardar décadas.

Schmitter-Soto indicó que la protección de manglares debe ser prioridad porque proporcionan servicios ambientales y recursos naturales a la población.

“A largo plazo un manglar vale más que una zona turística, o lo que se quiera construir, porque va directo al beneficio humano y a la integridad ecológica del ambiente, tanto tierra adentro como en la costa”.

Ver nota completa:
http://www.invdes.com.mx/ciencia-mobil/10362-el-manglar-de-tajamar-es-recuperable-si-se-deja-crecer-cientifico-de-ecosur

Notas de otros medios:

El manglar de Tajamar es recuperable si se deja crecer: científico de ECOSUR: http://bitacora.ingenet.com.mx/2016/02/el-manglar-de-tajamar-es-recuperable-si-se-deja-crecer-cientifico-de-ecosur/

Schmitter-Soto científico de ECOSUR asegura que manglar de Tajamar es recuperable si se deja crecer: http://www.noticanarias.com/2016/02/04/schmitter-soto-cientifico-de-ecosur-asegura-que-manglar-de-tajamar-es-recuperable-si-se-deja-crecer/

 

Pronunciamiento de Ecosur sobre Tajamar

Personal académico y estudiantes de las cinco unidades de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) se pronuncian publicamente, mediante este documento, ante el ecocidio sucedido en la ciudad de Cancún, Quintana Roo por la construcción del proyecto “Malecón Tajamar”.

El manglar es importante porque sostiene gran parte de los servicios ambientales, biodiversidad y producción pesquera, por lo que “como obligación moral y profesional frente a este tipo de sucesos”, en este documento se hace la denuncia a los particulares y a las diversas autoridades ambientales que permitieron o llevaron a cabo este ecocidio (SEMARNAT, PROFEPA, SEMAR, DEGIRA, INEC; FONATUR-SECTUR).

Asimismo, se exige la suspensión definitiva del proyecto y la restauración y reforestación de la zona, comprometiendo al gobierno para que este tipo de “atentados contra la sociedad y la naturaleza no vuelvan a ocurrir”.

Ecosur Pronunciamiento Tajamar

Chetumal, Quintana Roo, a 25 de enero de 2016.

A la opinión pública
A los medios de comunicación en general
A las autoridades ambientales de México

El pasado 16 de enero del año en curso, en la ciudad de Cancún, Quintana Roo, se destruyeron aproximadamente 58 hectáreas de manglar como parte del proyecto inmobiliario “Malecón de Tajamar” del Fondo Nacional de Turismo (FONATUR). En la zona se pretende construir un centro comercial, oficinas, estacionamientos, una iglesia y un desarrollo habitacional; dichas obras quedaron suspendidas por el Juzgado Segundo de Distrito del Estado gracias a las denuncias de la población y del movimiento “Salvemos Manglar Tajamar”.

Los humedales costeros como el manglar, los pastos marinos, los arrecifes coralinos, las lagunas costeras, etcétera, constituyen un continuo entre la zona terrestre y marina. En dicha transición la pérdida o deterioro de uno de estos sistemas inicia la eliminación de los otros; incluso en zonas cársticas, representan las pocas áreas de captación y reserva de agua dulce. Adicionalmente, los manglares son zonas de alimentación, refugio y crecimiento de especies juveniles de moluscos, crustáceos, peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, por lo que los manglares sostienen gran parte de los servicios ambientales, biodiversidad y producción pesquera. Asimismo, actúan como sistemas naturales de control de inundaciones y como barreras contra huracanes e intrusión salina, controlan la erosión, protegen las costas y mejoran la calidad del agua al funcionar como filtro biológico.

El manglar de Tajamar se ubicaba frente a la Laguna Nichupté y era, hasta hace poco, uno de los remanentes de vegetación nativa que salvaguardaba especies en peligro de extinción, como cocodrilos, iguanas, aves, palma chit y los propios mangles. En México la protección de los manglares se encuentra regulada en la Norma Oficial Mexicana 022-SEMARNAT-2003, en la Ley General de Bienes Nacionales, en la Ley General de Vida Silvestre, específicamente en sus Artículos 60 TER y 99, y en la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, concretamente en su Artículo 28, Fracción IX; en dichos marcos legales se establece la protección del manglar y de toda la unidad hidrológica (el manglar mismo, marismas y áreas terrestres adyacentes). En caso de cualquier afectación provocada a éstos, en el Título “Delitos Contra el Ambiente y la Gestión Ambiental” Capítulo II “De la biodiversidad”, el Artículo 420-Bis, Fracción I, del Código Penal Federal vigente se establecen las sanciones respectivas.

Para la destrucción del manglar la normatividad marca que la flora y la fauna tienen que ser reubicadas, cosa que no sucedió. Esto es particularmente preocupante y contradictorio a unos meses de que se lleve a cabo en la ciudad de Cancún, Quintana Roo, la COP13 (Conferencia de las Partes) del Convenio sobre Diversidad Biológica.

En Cancún casi todos los espacios naturales, particularmente las playas, se encuentran destinados al capital privado y turismo internacional que nos visita. Por ello, los espacios como el otrora manglar de Tajamar son especialmente importantes y, aunque cada vez menos, son espacios recreativos y de esparcimiento social.

Lo descrito exhibe, una vez más, que el tipo de desarrollo actual se basa en la acumulación, despojo y devastación ambiental.

En este sentido, en El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), como nuestra obligación moral y profesional frente a este tipo de sucesos:

  • Denunciamos a los particulares y a las diversas autoridades ambientales que permitieron o llevaron a cabo este ecocidio (SEMARNAT, PROFEPA, SEMA, DEGIRA, INEC; FONATUR-SECTUR).

  • Exigimos que la suspensión del proyecto “Malecón Tajamar” en próximas horas, por parte de la autoridad judicial correspondiente, sea definitiva.

  • Demandamos que se lleve a cabo la restauración y reforestación de la zona y que los costos de este proyecto sean solventados por la inmobiliaria responsable del ecocidio y por FONATUR; proceso que, sugerimos, debe ser realizado por una entidad de investigación pública por los menos durante los siguientes cinco años, debido a la dificultad y lentitud para recuperar estos ecosistemas.

  • Pedimos que el Gobierno, a través del Presidente Municipal de Benito Juárez, el Licenciado Paul Carrillo de Cáceres, el Gobernador del Estado, Licenciado Roberto Borge Angulo, y el Presidente de la República, Licenciado Enrique Peña Nieto, se comprometan a que semejantes atentados contra la sociedad y la naturaleza no vuelvan a ocurrir.

Atentamente
Trabajadores y estudiantes de ECOSUR

DESCARGAR ECOSUR PRONUNCIAMIENTO TAJAMAR EN PDF

Foto: Internet

Ecosur realizará investigación sobre servicios ambientales en la Cuenca Grijalva-Usumacinta

Vera Camacho Valdez y Miriam Soria Barreto, investigadoras del programa de Cátedras Patrimoniales del Conacyt, presentaron en seminarios institucionales, en la Unidad San Cristóbal, las investigaciones que desarrollarán en el marco del proyecto ”Observatorio del flujo de los servicios ambientales en la Cuenca Grijalva-Usumacinta”, que coordina Andrea Sáenz-Arroyo, investigadora del Departamento Conservación de la Biodiversidad y que se realizará a lo largo de 10 años.

La cuenca del Grijalva-Usumacinta, con una extensión de más de 100 mil km2, ofrece diversos servicios ecosistémicos y es considerada una de las zonas con más diversidad biológica y cultural de México.

En su intervención, Vera Camacho explicó que en la reunión de Ecosistemas del Milenio, realizada en 2003, investigadores de 90 países concluyeron que 60% de los servicios ecosistémicos del planeta han sido degradados o no tienen un uso sustentable.

Dado que los servicios ecosistémicos están relacionados con el buen funcionamiento de los ecosistemas y con el bienestar humano, al proveer a la población de alimentos o ser amortiguadores de eventos extremos como huracanes, en el caso de los humedales y bosques, la investigación de Vera Camacho “Valoración económica y análisis espacial de servicios ecosistémicos de la Cuenca Grijalva-Usumacinta”, pretende calcular la valoración económica de los servicios ecosistémicos para brindar información a los tomadores de decisión para la conservación y uso sustentable de los recursos naturales.

Su investigación permitirá documentar el efecto del ser humano sobre los ecosistemas de la región, con objetivos específicos como el establecimiento y evaluación de un índice de integridad biológica para sus sistemas acuáticos, la descripción y análisis de los cambios en la diversidad genética de especies, establecimiento de modelos de deforestación, análisis de los flujos de servicios ambientales y sus transformaciones en capitales, y el análisis espacio-temporal e histórico a través de imágenes satelitales.

Por su parte, Miriam Soria Barreto presentó los detalles de su investigación “Evaluación y monitoreo de los ecosistemas acuáticos y la ictiofauna en la cuenca Grijalva-Usumacinta”. Indicó que el río Grijalva, además de presentar un alto índice de deforestación, posee cuatro embalses localizados a lo largo de la cuenca, que impiden la conectividad entre la parte alta y baja, acortando el flujo de nutrientes, energía y diversidad biológica de peces. Mientras que el río Usumacinta, además de ser mucho más extenso que el Grijalva, es continuo y no presenta embalses, lo que le favorece la conectividad entre la parte alta y baja de la cuenca, es decir, existe un flujo continuo de nutrientes y peces, sin embargo, es afectada por la deforestación, el cambio de uso de suelo y la presencia de especies invasoras, como el pez diablo.

A través de su investigación pretende establecer y evaluar el índice de diversidad biológica en los sistemas acuáticos para conocer el estado actual de los ecosistemas, así como desarrollar metodologías que permitan describir y analizar los cambios de la diversidad genética de ecosistemas terrestres y acuáticos con especies que se identifiquen en los procesos ecológicos del sistema.

Ecosur intercambia ideas y experiencias con el Instituto SINCHI

El 9 de diciembre, en las instalaciones de la Unidad San Cristóbal, se llevó a cabo una reunión entre el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas SINCHI y El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), derivada de un convenio de colaboración que ambas instituciones firmaron el 28 de septiembre de 2015, en el cual se comprometieron a desarrollar procesos para la formación de estudiantes y realizar proyectos de investigación conjuntos.

Participaron por Ecosur, Mario González Espinosa, director general, Erin Estrada Lugo y Eduardo Bello Baltazar, investigadores del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente, Pablo de la Cruz, estudiante de Posgrado y Cristina Guerrero Jiménez, directora de Vinculación, y por parte del Instituto Amazónico de investigaciones Científicas SINCHI, el doctor Luis Eduardo Acosta Muñoz, coordinador del programa Gestión Compartida.

En esta reunión, se habló de los procesos de investigación y vinculación con la sociedad que ambas instituciones mantienen para contribuir al desarrollo sustentable de sus áreas de influencia. Enfatizándose en la convergencia de los temas de investigación, así como en los procesos de vinculación que ambas instituciones realizan; por lo que se vislumbra una amplia colaboración futura entre ellas.

En el marco de esta visita, Luis Eduardo Acosta impartió la conferencia “Investigación en la amazonia colombiana y la valoración de los conocimientos tradicionales”, y posteriormente intercambió ideas y experiencias con investigadores de Ecosur.

Indicó que la investigación de su instituto en la amazonia colombiana pone énfasis en dos cuestiones: la construcción de un proceso de diálogos de saberes y la ejecución de proyectos de investigación y transferencia de tecnología, encaminados al fortalecimiento de los modos de vida y territorios de los pueblos indígenas. “Es indispensable la valoración de los conocimientos tradicionales y el reconocimiento de la naturaleza holística, a través del diálogo con la naturaleza para el bienestar humano y la abundancia”, expresó.

Informó, además, sobre los fenómenos socioeconómicos que actualmente afectan ese territorio, generados por procesos de intervención y ocupación como son: la ganadería extensiva, el narcotráfico, la presencia e impacto de los grupos armados en el conflicto interno y la extracción de los recursos renovables y no renovables.

Realizan taller para la construcción del Programa de Investigación y Aplicación de Tecnología Satelital de la Antena ERIS-Chetumal

Con el propósito de fortalecer el programa científico de la Estación de Recepción de Información Satelital (ERIS), El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) y la Agencia Espacial Mexicana (AEM), en representación del consorcio interinstitucional, organizaron y realizaron el Taller “Construcción del Programa de Investigación y Aplicación de Tecnología Satelital de la Antena ERIS-Chetumal”, del 30 de noviembre al 2 de diciembre, en la ciudad de Chetumal, Quintana Roo.

Los objetivos del taller incluyen iniciar la construcción del programa científico y de aplicaciones tecnológicas de la Antena ERIS-Chetumal; conocer el potencial de transferencia de tecnología mediante la participación de especialistas mexicanos e internacionales; y promover y desarrollar temas clave para el fortalecimiento de las capacidades de tecnología espacial nacional. Todo esto en el marco del modelo del Corredor Transversal Costero del Sur de Quintana Roo, como área modelo para mostrar la utilidad de las herramientas de percepción remota en el avance de la investigación científica, manejo de recursos naturales y la conservación de ecosistemas.

Durante las actividades se presentaron y discutieron temas como: el estado del conocimiento de la estructura y función de los ecosistemas que conforman el corredor transversal costero del sur de Quintana Roo; las amenazas que enfrentan estos ecosistemas únicos, así como los retos de su manejo y adecuada conservación; el potencial de la ERIS-Chetumal para entidades gubernamentales y federales; el desarrollo de una estrategia científica para instituciones gubernamentales y el inicio de un programa académico para la comunidad científica interesada en el uso de la percepción remota para medio ambiente y otros tipos de información espacialmente explicita.

El taller tuvo siete sesiones sobre: presentación de la antena ERIS-Chetumal; experiencias de otras antenas receptoras; estado del conocimiento de los ecosistemas que conforman el corredor transversal costero del sur de Quintana Roo; amenazas humanas y desastres: integridad de los ecosistemas costeros y retos para su administración; cooperación internacional entre instituciones del Reino Unido y México; aplicaciones de la percepción remota y potencial contribución de la ERIS para la atención de problemáticas de investigación científica y el manejo de recursos naturales; y casos de estudio internacionales. El taller concluyó con la exposición de las conclusiones a cargo de los miembros del Consorcio ERIS.

Inauguraron las actividades del taller Mario González Espinosa, director general de Ecosur, Francisco Javier Mendieta Jiménez, director de la AEM, Héctor A. Hernández Arana, director de la Unidad Chetumal de Ecosur, Sergio Ojeda Servín del INEGI-Aguascalientes, Alfredo Chi López, director de Ecología del Municipio de Bacalar y Fernando Trejo Uco, del municipio de Othón P. Blanco.

Cabe destacar que en este taller se reunieron por primera vez académicos asociados a las tres antenas de su tipo en México: ERMEX NG y EVISMAR NG de la Secretaría de Marina (Semar) y la ERIS-Chetumal. Participaron más de 60 especialistas de instituciones nacionales y extranjeras, entre ellas el INEGI, el Surrey Space Centre (SSC) de la Universidad de Surrey (Reino Unido), la Agencia Espacial del Reino Unido (UKSA), el Centro para el Cambio Global y la Sustentabilidad del Sureste (CCGSS), la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Satellite Application Catapult, el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Telespazio Ibérica, el Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav-Unidad Mérida), la Sociedad Mexicana de Astrobiología, Deimos Imaging U.K.,así como Lockheed Martin, entre otras.

Este taller contribuye al desarrollo de un programa de investigación a largo plazo, que con el uso de tecnología satelital brindará la oportunidad de nuevos esquemas de colaboración interinstitucional e internacional. Se espera que propiciará la interacción con expertos en materia satelital, principalmente en la percepción remota aplicada en el uso sostenible de los recursos costeros y marinos, en una primera instancia. Por otro lado, se visualiza que proveerá información y conocimiento a diferentes entidades del sector público, privado y académico, así como la identificación de otros usuarios finales potenciales.

 

Información: José Enrique Escobedo Cabrera, Mauricio Salgado Acosta y Héctor Hernández Arana
Fotografía: Humberto Bahena-Basave.

Presentan diagnóstico de acciones institucionales para el cuidado ambiental

Acciones como la captación de agua de lluvia, el manejo de residuos —peligrosos, de manejo especial, orgánicos o sólidos urbanos—, campañas de educación ambiental y consumo responsable por parte de personal académico de Ecosur han ido concretando la madurez de la institución en términos ambientales, indicó Jesús Carmona de la Torre, Jefe de los laboratorios institucionales de Ecosur, durante el seminario institucional “¿Qué somos a través de nuestros residuos?”, realizado en la Unidad San Cristóbal, el 27 de octubre.

Según cifras de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), del 2004 al 2008, entre las empresas dadas de alta en el Registro como generadoras de residuos peligrosos, se juntaron un millón 25 mil 128 toneladas de residuos cada año.

Las unidades San Cristóbal y Chetumal forman parte de este registro como microgeneradores de residuos peligrosos, lo que permite hacer una gestión acreditada, certificada y normalizada para la disposición de los residuos, desde el registro, hasta la entrega y el manejo por parte del proveedor que se lleva los residuos para su disposición final, el cual también tiene que estar regulado por la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) y ante la Semarnat.

“En la institución generamos residuos peligrosos, de manejo especial, orgánicos, reciclables y otros que no se pueden clasificar. En ese sentido, en Ecosur ya contamos con un reconocimiento e identificación de las fuentes o áreas generadoras en la Unidad San Cristóbal, así como un diagnóstico cualificado de los tipos de residuos y planes para el manejo”, explicó Carmona de la Torre.

Dijo que un ejemplo de estas áreas generadoras de residuos peligrosos son los laboratorios, que para evitar que éstos terminaran en el sistema de drenaje, se acumularon por más de diez años en un área especial asignada, fuera de cualquier riesgo para la comunidad, y que en los últimos dos años, aproximadamente ocho toneladas han sido reutilizadas como combustibles en altos hornos de cementos o en hornos de alfarería, proceso llevado a cabo por Grupo Suvemo Recolección de Residuos Peligrosos, empresa con la que la unidad San Cristóbal trabaja para la disposición final de sus residuos.

En el caso de los residuos de manejo especial, el técnico académico mencionó que este año en la Unidad San Cristóbal se desecharán aproximadamente 300 piezas, que equivalen a casi diez toneladas de residuos tecnológicos, entre los que se encuentran computadoras, monitores e impresoras. Los cartuchos de toner, explicó, se trabajan en un 80 por ciento con la empresa HP, a quienes se les devuelven los toners vacíos.

A partir de un proyecto de análisis de residuos sólidos urbanos llevado a cabo por jóvenes prestadores de servicio social se logró la identificación y clasificación de residuos a través del cuarteo, un método para clasificar la basura, bajo la Norma 015, explicó. A partir de este análisis se determinó que el 20 por ciento de los desechos en la Unidad San Cristóbal, es papel; el 7 por ciento, cartón; el 9 por ciento, vidrio; el 4 por ciento, metales; el 27 por ciento, orgánicos; y el 33 por ciento, no reciclables. Lo que significa que el 77 por ciento del total se puede aprovechar y comercializar, generando solo un 33 por ciento de basura.

Por otro lado, informó que de los residuos orgánicos de las áreas verdes y del comedor, se están procesando de entre 10 y 12 toneladas al año de humus y líquidos para abono o control de plagas, principalmente; proyecto a cargo de Manuel Anzueto, técnico académico del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente.

En cuanto al proceso de captación de lluvia y aguas residuales, informó que con este proyecto, se ahorran entre 40 y 60 mil litros de agua al año, y destacó que se están realizando trabajos de diagnóstico de flora y fauna en la unidad para registros e identificación de algunas especies en riesgo.

PAEcosur
Desde el 2003, dentro del Plan Ambiental Ecosur (PAEcosur) estas acciones van encaminadas a establecer un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) que sirva como instrumento para la organización y la planeación de procedimientos y programas de acción que involucren a la comunidad en las cinco unidades de Ecosur.

“Queremos que exista una congruencia con la misión institucional de contribuir al desarrollo sustentable de la frontera sur, y es importante que toda la comunidad Ecosur pueda trabajar en estos campos de acción. Tenemos que conocer estos procedimientos, hacer pruebas e ir impulsando acciones, tanto de manera interna como para la sociedad en general”, expresó Jesús Carmona de la Torre.