Tu olor me atrae y me cautiva

  • Las señales olfativas, emitidas por las plantas son fundamentales en la búsqueda de hospedero para los organismos herbívoros y frugívoros

Karina Grajales-Tam (1), Neby M. Mérida-Torres (2) y Samuel Cruz-Esteban (1)

 

Las señales olfativas, emitidas por las hojas, flores y frutas de las plantas son fundamentales en la búsqueda de hospedero para los organismos herbívoros y frugívoros. Ya que estos pueden utilizar varias características de las hojas, flores y frutos como señales visuales, incluido el color, la reflectancia, el tamaño, la forma, y sobre todo los olores emitidos. Sin embargo, es más probable que los fitófagos utilicen señales multimodales al buscar su hospedera. Por esta razón, estudios previos han sugerido que los compuestos volátiles, el color, la madurez, la firmeza y las comunidades microbianas del hospedante, ya sea una fruta, flor u hojas de la planta pueden actuar como señales durante el proceso de búsqueda del hospedante de la mosca de alas manchadas, D. suzukii y Z. indianus (Mazzetto et al., 2016; Lasa et al., 2017; Cruz-Esteban et al., 2021a, b; Cruz-Esteban 2021). Drosophila suzukii, es un insecto invasor polífago originario del Sudeste Asiático. Actualmente, está causando grandes daños económicos en Europa y América. Por otro lado, la mosca del higo, Z. indianus es originaria del África Subsahariana, pero se ha encontrado recientemente en Asia, Europa y América. En México, ambas moscas son una de las principales plagas de las frutillas como zarzamora, frambuesa, arándanos, entre otro, principalmente en el estado de Michoacán (Fig. 1).

Figura 1. Fruto de arándano y zarzamora dañados por “D. suzukii y Z. indianus”. Samuel Cruz-Esteban

Las moscas drosophilas son insectos atraídos por olores resultantes de la fermentación, algunas de estas se alimentan de frutos en procesos de descomposición, mientras que D. suzukii tiene una alta preferencia por los frutos en proceso de maduración, las hembras tienen la capacidad de perforar un fruto sano para ovipositar dentro de él, cuando emergen las larvas se alimentan de éste ocasionándole putrefacción que lo conlleva a su pérdida total. De forma similar, Z. indianus ha sido capturada numerosamente en cultivos de frutillas, se sabe que también tiene preferencia a frutos sanos para ovipositar u alimentarse. El fin de los frutos dañados por esta mosca es similar a las dañadas por D. suzukii.

Es una de las razones por la que los últimos estudios se ven enfocados en la búsqueda de compuestos que sean atractivos a estas moscas, tales como los aromas de frutos en proceso de maduración, maduros o fermentados. Esto ha servido para comprender y conocer cómo es que diversos compuestos presentan diferentes grados de atracción, o el sinergismo de varios, tal como se sabe del ácido acético, etanol, acetoín y metionol. Sin embargo, no solo se trata de conocer los compuestos, si no, las cantidades que deben ser liberadas ya sea de forma individual o en mezclas, para que resulten competitivas en el ambiente natural en que se utilizarán. Por ejemplo, el vinagre es un producto ampliamente utilizado para capturar moscas drosophilas en campo, sin embargo, se ha encontrado diferencias significativas en cuanto a la captura de estas, cuando se utilizan diferentes tipos de vinagre; ya sea casero, comercial grado alimenticio o comercial grado industrial.

El otro tema que se aborda ampliamente en los estudios es sobre el diseño de la trampa a utilizar, por lo menos en los estudios realizados en México, han concluido en que no es una variable fundamental. Pero que el color amarillo a corta distancia incrementa las capturas por encima de un 30% independientemente del atrayente utilizado. Es decir, no como parte de la trampa, si no, como un estímulo visual en el interior de la trampa. Esto concuerda con observaciones realizadas en campo reportadas por Little et al. (2019) y Cruz-Esteban (2021), donde describen que las moscas no aterrizan directamente a un fruto, si no, en el follaje de las plantas, o herbáceas aledañas, para después ubicar al fruto adecuado ya sea para alimentarse u ovipositar.

De forma general, se presentan estos avances para utilidad de nuestros agricultores mexicanos de frutillas, y otros que son hospederas de estas moscas que se han tornado en una limitante de la producción agrícola. Cada estudio realizado al respecto se suma a estos grandes hallazgos que son de importancia para comprender mejor y así optimizar o desarrollar nuevas alternativas de control.

__________________________________________

1- Instituto de Ecología, A.C., Centro Regional del Bajío, Red de Diversidad Biológica del Occidente Mexicano. Avenida Lázaro Cárdenas 253, 61600 Pátzcuaro, Michoacán, México.

2- El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR). Departamento de Agricultura Sociedad y Ambiente, Grupo de Ecología y Manejo de Artrópodos. Km. 2.5 Carretera Antiguo Aeropuerto, Apartado Postal 36, Tapachula, 30700, Chiapas, México.

 

Literatura para leer:

Cruz-Esteban, S. (2021). It is not the color of the trap, but the color as a close-range stimulus inside the trap that increases capture of Drosophila suzukii and Zaprionus indianus (Diptera: Drosophilidae) in berry crops. Crop Protection, 141, 105449.

Lasa, R., Toledo-Hernández, R. A., Rodríguez, D., & Williams, T. (2019). Raspberry as a source for the development of Drosophila suzukii attractants: Laboratory and commercial polytunnel trials. Insects, 10(5), 137.

Little, C. M., Rizzato, A. R., Charbonneau, L., Chapman, T., & Hillier, N. K. (2019). Color preference of the spotted wing Drosophila, Drosophila suzukii. Scientific reports, 9(1), 1-12.

 

TEXTO PUBLICADO EN: https://www.cronica.com.mx/academia/olor-me-atrae-me-cautiva.html