Trabajan con madres y padres de familia para la prevención de la violencia

El pasado 7 de marzo, se realizó la entrega de diplomas a las mamás y papás que participaron en el diplomado “Construyendo escuelas para la convivencia pacífica y la prevención de la violencia escolar y familiar”, liderado por José María Duarte, investigador de Cátedras Conacyt en el  Departamento de Salud de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR).

El catedrático de Conacyt recordó que el proyecto busca prevenir la violencia, por lo que ha brindado talleres al personal docente, administrativo, a estudiantes de educación básica, a madres y padres de familia.

Al inaugurar el evento señaló que la violencia va en aumento y que sin embargo, a partir de estudios que ha realizado, puede asegurar que este fenónemo se puede revertir con el desarrollo de competencias prosociales como la empatía, asertividad, la resolución pacífica de conflictos, así como la enseñanza de los valores como el respeto, y con el amor y la disciplina, tanto en la casa como en la escuela.

Este diplomado tuvo una duración de 60 horas presenciales, con sesiones de trabajo donde se abordaron temas como el manejo adecuado de emociones, la importancia de la comunicación en la familia, las diversas formas de violencia que se presentan en las familias y escuelas, la educación para la paz, y el manejo de conflictos, entre otros.

Los representantes de las escuelas Jaime Sabines Gutiérrez, Centro Educativo Koinonia C. S. Lewis, y el Colegio Tepeyac, reconocieron la importancia de este diplomado porque les brindó herramientas para tener una mejor calidad de vida como familia y poder aportar un granito de arena para mejorar la sociedad que se encuentra en crisis. Asimismo identificaron que la violencia es un fenómeno que lastima a la sociedad sin diferenciar clases sociales y que su presencia fragmenta lazos familiares y culturales; y que muchas veces la violencia se disfraza de actos disciplinarios, por lo que es necesario identificarla y prevenirla.

“Estos talleres nos abren los ojos, nos hacen voltear hacia atrás y darnos cuenta de los errores que estamos cometiendo o en su caso omitiendo en la educación de nuestros hijos e hijas”, señaló una de las madres de familia y enfatizó que quienes participan en estos talleres han desaprendido y reaprendido nuevas conductas, lo cual tendrá un efecto en el bienestar de sus familias y de la sociedad.

El investigador de Conacyt reconoció que la violencia se aprende, y que sí es posible desaprenderla y reaprender nuevas formas de actuar y relacionarnos en familia y en la escuela para construir un mundo más armónico y más pacífico.

En el proyecto “Construyendo escuelas para la convivencia pacífica y la prevención de la violencia escolar y familiar” participan siete escuelas de San Cristóbal de Las Casas, en las que se han desarrollado proyectos de educación para la paz.

Participaron 150 integrantes del personal docente y directivo  en cursos de capacitación, cerca de 2,500 estudiantes han sido beneficiados directamente por el proyecto, y 140 padres y madres de familia se formaron como promotores de la paz. Asimismo se formalizaron 68 grupos estudiantiles para la paz, se trabajó con 408 estudiantes de manera focalizada, se han realizado 4 conferencias y 55 talleres familiares.