Inauguran Laboratorio de Ecología de Herbívoros en la Unidad Campeche

El 25 de agosto inició el funcionamiento del Laboratorio de Ecología de Herbívoros en la Unidad Campeche de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), el cual busca contribuir a los estudios sobre calidad e inocuidad alimentaria, con el propósito de responder oportunamente a solicitudes de los productores para la toma de decisiones sobre sus sistemas de explotación pecuaria.

Este laboratorio proveerá a los usuarios de herramientas analíticas útiles para valorar y planear estratégicamente la alimentación de los rumiantes, utilizando técnicas confiables, económicas y rápidas.

El enfoque inicial del laboratorio sobre aspectos de la alimentación animal, obedece a que el estudio de las estrategias nutricionales impacta directamente en la salud, reproducción animal, y en la rentabilidad económica, debido a que la alimentación representa alrededor del 70% del costo total de operación en los sistemas pecuarios.

Los servicios que brinda sobre técnicas in vitro pueden tener otras aplicaciones como: el monitoreo y evaluación de la calidad de aguas residuales; evaluación de la calidad de productos y esquilmos agrícolas —maíz, sorgo, soya, rastrojos, pajas, henos— y subproductos agroindustriales —caña, arroz, banano—; evaluación de la calidad de ensilados– proceso de conservación del forraje–; evaluación de la calidad de productos derivados de la fermentación; evaluación nutrimental de follajes alternativos de arbustos y árboles multipropósito usados en sistemas silvopastoriles y follajes de plantas que forman parte de la selva y los acahuales y que también pueden formar parte de la dieta de herbívoros silvestres.

El laboratorio también realiza estudios para evaluar los efectos que ejercen los compuestos químicos secundarios de los follajes sobre la microbiota ruminal (bacterias y protozoarios) y sus efectos en la mitigación de gases de efecto invernadero, específicamente metano y dióxido de carbono.

La puesta en marcha de este laboratorio contó con el soporte otorgado por el proyecto CONACYT Ciencia Básica para el estudio de la emisión de gases de efecto invernadero y el desarrollo de estrategias para su mitigación en la ganadería del Sureste de México (Clave 17002), en el que participan investigadoras e investigadores en ganadería sostenible de las unidades San Cristóbal, Villahermosa y Campeche de ECOSUR, así como de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) y la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).

Se capacitan para determinar el valor nutritivo de los alimentos para rumiantes

En el marco de la inauguración del laboratorio, del 25 al 29 de agosto, se impartió el curso “Técnica de Producción de Gas (TPG) para determinar el valor nutritivo de los alimentos para rumiantes: Metodologías, Usos y Aplicaciones Potenciales”, a cargo de José Armando Alayón Gamboa, investigador del Departamento de Conservación de la Biodiversidad de ECOSUR y Luis Alberto Miranda, investigador de la UACh. También se contó con la asistencia de técnicos y especialistas de las áreas de química, zootecnía, agronomía, biotecnología en alimentos y bioquímica.

Los participantes discutieron y revisaron los fundamentos teóricos y prácticos sobre los estudios de la cinética de fermentación y digestibilidad de los forrajes, la cuantificación de metano, bióxido de carbono y gases menores, la aplicación de modelos matemáticos para la estimación de energía metabolizable y cuantificación del contenido de carbohidratos de rápida, media y lenta fermentación de los forrajes, y determinaron la producción de biomasa microbiana que resulta de los procesos de fermentación anaeróbica.

Participaron en el curso, personal técnico de ECOSUR, como parte de los apoyos a los procesos de formación y capacitación institucionales, y personal de investigación de otras instituciones regionales tales como El Colegio de Posgraduados (Colpos), el Instituto Tecnológico de Tizimín Yucatán, y la UNACH.

Para mayores informes contactar a:
José Armando Alayón Gamboa jalayon@ecosur.mx
Tel. (981) 127 3720 ext. 2308.

ecología de herbívoros
Laboratorio de Ecología de Herbívoros

 

Laboratorio ecología de herbívoros
Laboratorio de Ecología de Herbívoros

Curso Técnica de Producción de Gas (TPG) para determinar el valor nutritivo de los alimentos para rumiantes: Metodologías, Usos y Aplicaciones Potenciales

Curso Técnica de Producción de Gas (TPG) para determinar el valor nutritivo de los alimentos para rumiantes: Metodologías, Usos y Aplicaciones Potenciales
Curso Técnica de Producción de Gas (TPG) para determinar el valor nutritivo de los alimentos para rumiantes: Metodologías, Usos y Aplicaciones Potenciales
Participantes del curso Técnica de Producción de Gas (TPG) para determinar el valor nutritivo de los alimentos para rumiantes: Metodologías, Usos y Aplicaciones Potenciales
Participantes del curso Técnica de Producción de Gas (TPG) para determinar el valor nutritivo de los alimentos para rumiantes: Metodologías, Usos y Aplicaciones Potenciales

 

Investigadores de ECOSUR abordan tema de ganadería y cambio climático en el sureste de México en Simposio Internacional del Carbono

En el marco del Simposio Internacional del Carbono en México, celebrado en la Ciudad de Pachuca, Hidalgo, se realizó la 1ª Reunión sobre “Metodologías y Herramientas para el desarrollo de factores de emisión de gases efecto invernadero en el sector ganadero de México”, organizada por el Programa Mexicano del Carbono (PMC), el Colegio de Posgraduados (CP), El Tecnológico de Monterrey (ITESM), la Universidad de Yucatán (UADY-FMVZ) y El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR).

Durante la reunión, realizada del 17 al 20 mayo, se revisaron los criterios y enfoques de herramientas metodológicas utilizadas en la estimación de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en sistemas ganaderos extensivos e intensivos, y particularmente se discutió la necesidad de contar con factores de emisión locales con el fin de mejorar los inventarios de GEI y diseñar estrategias de mitigación y adaptación de forma colegiada.

Por ECOSUR participaron como ponentes, Guillermo Jiménez Ferrer, investigador del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente, y José Armando Alayón Gamboa, investigador del Departamento de Conservación de la Biodiversidad, quienes hablaron sobre los avances y retos de la investigación en ganadería y cambio climático en el sureste de México y en especial sobre las perspectivas de las técnicas de medición de metano y óxido nitroso en sistemas de pastoreo.

Mario Manzano y Vinisa Saynes, investigadores del ITESM, participaron con el tema de Inventarios de GEI en el sector agropecuario en México: vacíos y oportunidades. Asimismo mostraron un diagnóstico de la capacidad instalada en laboratorios para realizar mediciones GEI en México.

Efrén Ramírez, investigador del COLPOS y Juan Kú Vera, investigador de la UADY, hablaron sobre la técnica de medición de metano usando Hexafloruro de Azufre (Sf6) y la técnica de emisiones en cámaras controladas y en confinamiento, respectivamente.

Finalmente, se definieron las líneas de investigación que deben ser reforzadas; se discutieron las posibilidades de compartir los recursos necesarios, como equipamiento e instrumentación, y las acciones que se deberán realizar para lograr una verdadera sinergia entre instituciones e investigadores interesados en la temática de ganadería y cambio climático.

A la reunión asistieron estudiantes, investigadores y académicos de diversas instituciones nacionales e internacionales.

Mayor información de la reunión con el Dr. Guillermo Jiménez Ferrer
gjimenez@ecosur.mx

 

GANADERIA-PMC 2016

Ecosur impulsa prácticas sustentables en la ganadería para mitigar los efectos del cambio climático

José Armando Alayón Gamboa
Investigador de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), en la Unidad Campeche
Departamento de Conservación de la Biodiversidad
jalayon@ecosur.mx

Ante el aumento en la demanda de productos de origen animal que enfrentamos en el siglo XXI debido al creciente aumento poblacional, el Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) impulsa la introducción de sistemas silvopastoriles para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el ganado.

La demanda creciente de productos de origen animal y la forma de producción de estos alimentos han provocado que los sistemas de producción ganadera liberen a la atmósfera el 18% del total de gases conocidos como de efecto invernadero (GEI).

La producción de estos GEI ocurre de forma directa, principalmente, por el mal manejo de las excretas que liberan óxido nitroso, y por la producción de metano en el rumen y tracto digestivo de los animales; y de forma indirecta al sustituir selvas y bosques por praderas de pasto, que provocan la liberación de dióxido de carbono, y por la aplicación fertilizantes sintéticos que emiten a la atmósfera óxido nitroso.

En este contexto Ecosur busca estrategias que repercutan positivamente en la economía de los agricultores, que mejoren las condiciones ambientales del sistema agropecuario y  el bienestar animal, que apoyen la recuperación de áreas degradadas por el pastoreo o sobrepastoreo, que brinden servicios ambientales, promuevan la diversidad biológica, la preservación de recursos críticos como el agua y el suelo, y la provisión de alimentos sanos y seguros con valor adicional para los consumidores.

Desde la aproximación del manejo de los recursos ambientales, cada vez se entiende mejor que uno de los múltiples factores claves para impactar positivamente en las estrategias de mitigación es la promoción y reincorporación de árboles y arbustos nativos en las áreas de pastoreo.

Esto implica necesariamente cambiar la concepción que se tiene de la ganadería bovina extensiva en el sur de México, que es la proveedora de becerros en pie para otras regiones del país, y donde, como en otras regiones, se concibe a los árboles y arbustos de la vegetación natural como plantas no deseables en los potreros de gramíneas.

Antes de la adopción de los modelos de ganadería bovina con extensas praderas, la ganadería hacía uso de la vegetación natural y de otros recursos locales donde se practicaba. En varios estados del sur México —Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Yucatán—, estas prácticas persisten en muy pocos agricultores. Se han rescatado algunas especies de arbustos y árboles para promover nuevos modelos conocidos como sistema silvopastoriles que se adaptan a cada condición local y que han mostrado sus bondades en términos productivos, de bienestar animal, económico y ambiental, inocuidad en los alimentos, y sostenibilidad en la producción.

En el terreno ambiental y de la salud animal, el uso de algunas de estas plantas, que tienen compuestos conocidos como metabolitos secundarios —sustancias que favorecen el control de parásitos en los animales— pueden ayudar a reducir significativamente la producción del gas metano que se libera a la atmósfera. La disminución de la producción de gas metano en un animal rumiante, como el bovino, significa un ahorro de energía que éste puede usar para crecer o producir carne o leche, de ahí la relevancia de investigar las mejores estrategias en sistemas locales para reincorporar las distintas especies de plantas y cuantificar con precisión cuánto disminuye la producción de metano, así como entender cuáles son los mecanismos de acción de estos compuestos dentro del microambiente donde interactúan con otros organismos conocidos como bacterias, protozoarios y archaeas.

En México, apenas se comienza a desarrollar infraestructura para cuantificar con precisión la producción de gas metano en estudios bajo condiciones controladas, y son incipientes los esfuerzos por consolidar investigaciones para métodos de medición en condiciones de campo, mientras que el estudio de los metabolitos secundarios ha atendido los efectos sobre la producción animal, la dieta y el consumo, y la salud animal.

Pocos esfuerzos se están enfocando en explicar los mecanismos de acción y la detección precisa de los compuestos químicos de las plantas incorporadas en modelos silvopastoriles, menos aún se ha investigado cómo estos compuestos podrían interactuar con la genética de los animales y los microorganismos.

Estos aspectos biotecnológicos vislumbran posibilidades de innovación en ciencia animal, y en especial en la ganadería bovina, mediante consorcios de investigación interinstitucional y multidisciplinaria. Los avances en innovación tecnológica por sí solos tampoco serán la solución a los problemas que enfrenta la ganadería si no se concibe como un elemento más dentro de estudios con un enfoque integral de los sistemas de producción, donde se priorice su capacidad de resiliencia y adaptación a los efectos del cambio climático.

En zonas ganaderas de Chiapas, Campeche, Tabasco y Yucatán, Ecosur está integrando esfuerzos interinstitucionales en la búsqueda de modelos prácticos de sistemas silvopastoriles con una visión integral (holística), que combine la agroecología y la conservación, para que sean adaptados a condiciones locales de los productores.

Con la Universidad Atónoma de Chiapas (UNACH), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Universidad de Chapingo, El Colegio de Posgraduados (COLPOS), la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), la Universidad  Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), y el Centro Agronómico Tropical en Investigación y Enseñanza (CATIE) de Costa Rica, estamos revalorizando el conocimiento tradicional de los productores, al mismo tiempo que evaluamos sus impactos productivos, económicos y ambientales. A la par, estamos desarrollando métodos de aplicación  en campo y en laboratorio para medir la contribución de los sistemas silvopastoriles en la reducción de la producción de metano y óxido nitroso. Asimismo hemos comenzado a proponer nuevos modelos para evitar la transformación de selvas a praderas, evaluando el significado de estas prácticas en los mecanismos de interacción de los metabolitos secundarios con el microambiente de los animales rumiantes y en la producción animal.

En este último aspecto se busca potenciar la bondad de la alta diversidad vegetal con que cuentan las selvas tropicales del sur de México, tratando de entender los mecanismos de acción de diferentes metabolitos secundarios de las plantas con el microbioma (bacterias, protozoarios y archaeas)  que habita en los animales rumiantes y su significado en términos productivos, económicos y ambientales, experimentando con diversas especies de plantas conocidas tanto en la literatura científica como con otras especies poco estudiadas e investigadas hasta el momento.

Ecosur participa en Escuelas de Campo en Tabasco

La Unidad Villahermosa de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) participa en el programa Escuelas de Campo (ECA), que busca fortalecer los conocimientos y capacidades de los productores de ganadería, cacao, palma de aceite, hule y acuacultura de diferentes regiones del estado de Tabasco.

Miguel Angel Díaz Perera, investigador del Departamento de Sociedad y Cultura, y María Azahara Mesa Jurado, investigadora del Departamento de Ciencias de la Sustentabilidad, participaron en el diseño e implementación del programa ECA, impulsado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Forestal y Pesquero del estado de Tabasco (Sedafop).

Una ECA es una estrategia participativa fundamentada en educación no formal tomando como base la experiencia y la experimentación. Así en la práctica cotidiana de un rancho, se “aprende haciendo” a partir de métodos sencillos y prácticos, con la observación directa, recorrido y ejercicios en vivo que propician recursos de enseñanza-aprendizaje para el empoderamiento y desarrollo de capacidades comunitarias. Estrategia encaminada al desarrollo de capacidades, promoción y gestión de la innovación, soporte metodológico y evaluación de acciones en materia agropecuaria.

Como parte del programa de capacitación, los días 14, 25 y 27 de enero se llevó a cabo el taller “Producción de leche y carne en pastoreo de pasturas tropicales” en los municipios de Huimanguillo, Balancán y Cunduacán, respectivamente, y el 22 de enero y el 11 de febrero, el taller “Identificación de enfermedades y control básico de plagas en palma de aceite” en Tenosique y Jalapa, respectivamente.

Durante la realización de cada sesión de las ECA se busca que los agricultores y agricultoras mejoren su toma de decisiones y estimulen la innovación local para la agricultura sostenible.

El programa ECA está conformado por un equipo de 104 profesionales agrupados por cadena productiva: agricultura con 28; desarrollo rural con 29; ganadería con 37 y acuacultura con 10.

Por Ecosur participan como colaboradores el M.V.Z. Francisco Rodríguez Torruco, el M.V.Z. Carlos Sánchez Astudillo, el M.C. Federico Reyes Grande, el M.C. Arturo Cabrera Ballona y la Lic. Vania Uribe D’Lucio.

Esta estrategia de enseñanza está alienada con el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, en el marco del Programa Integral de Desarrollo Rural, Componente de Extensión e Innovación Productiva (CEIP), con una inversión mayor a un millón 500 mil pesos.