Participa ECOSUR en la 18ª Feria de Posgrados de Calidad 2017 en Campeche

El 1 de abril se llevó a cabo la 18ª Feria de Posgrados de Calidad con sede en el Centro de Convenciones y Exposiciones Campeche Siglo XXI, en la Ciudad de Campeche, Campeche, a la que asistieron Yuri Jorge Jesús Peña Ramírez, coordinador de Posgrado de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) en la Unidad Campeche y Yamile Castillo Novelo, responsable de Servicios Escolares.

En este evento, ECOSUR promocionó la oferta educativa de sus programas de posgrado: Maestría en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural, Maestría Profesionalizante en Ecología Internacional y el Doctorado en Ciencias en Ecología y Desarrollo Sustentable.

Asimismo, participó en el espacio “Exprésalo con un póster”, en el que se publicaron resultados de trabajos de investigación. Este espacio tuvo como objetivo la interacción entre investigadores y estudiantes becarios del CONACYT de los Programas de Posgrados pertenecientes al Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC).

El stand de ECOSUR fue visitado por más de 100 posibles aspirantes a la Convocatoria 2017, provenientes de instituciones como la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), Universidad Mundo Maya Campeche (UMMA), Universidad Autónoma de Campeche (UAC), Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Rene Descartes (ITES), Instituto Tecnológico de Chetumal (ITCHE), Universidad Popular de la Chontalpa (UPCH), Instituto Tecnológico Superior de Calkiní (ITESCAM), Universidad de Quintana Roo (UQROO), Instituto Tecnológico de Lerma (IT Lerma), Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR), Instituto Tecnológico Superior de Champotón (ITESCHAM), Instituto Campechano (IC), Tecnológico de Mérida, Instituto Tecnológico de Chetumal, Instituto Tecnológico de Escárcega (ITSE) y la Universidad Politécnica de Huatusco, (UPH).

Egresada de ECOSUR recibe premio por tesis doctoral sobre análisis sociocultural de la transmisión de la enfermedad de chagas

Alba Rocío Valdéz Tah, egresada del Doctorado en Ciencias en Ecología y Desarrollo Sustentable de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), recibió el premio de Primer lugar en Tesis de Doctorado en el área de Ciencias Sociales, otorgado por la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

Valdéz Tah participó con su trabajo de investigación doctoral “Prácticas y representaciones sociales asociadas a la transmisión vectorial de la enfermedad de chagas en Zoh-Laguna, Calakmul, México”. El premio fue entregado en el marco del XXI Encuentro Nacional de Investigadores de la Secretaría de Salud (SSA), realizado del 26 al 29 de octubre de 2016, en San Juan del Río, Querétaro, México.

En su trabajo identificó y caracterizó las representaciones sociales y prácticas que generan vulnerabilidad humana ante la transmisión vectorial del agente infeccioso de la enfermedad de chagas.

La investigación expone el efecto de los factores bio-ecológicos con los socioculturales en el riesgo de infección, con el propósito de profundizar en el entendimiento de los escenarios de contacto humano-vector en el paisaje de Zoh-Laguna, Calakmul, identificando los componentes de peligro y vulnerabilidad en la transmisión vectorial de la enfermedad.

El análisis indicó que la “normalización” de las picaduras de los “triatominos” –tipos de chinche–, su tratamiento doméstico ante la demanda de atención de otros padecimientos percibidos de mayor gravedad y la desatención institucional impactan en el reconocimiento social del riesgo en la comunidad de estudio.

Alba Valdez
Dra. Alba Rocío Valdéz Tah

La tesis resalta que por su distanciamiento simbólico al riesgo, por sus prácticas productivas por las cuales introducen y transportan “triatominos” hacia el espacio doméstico y por ser excluidos en los esfuerzos de prevención en salud pública, los varones son centrales en la comprensión de la vulnerabilidad humana ante el fenómeno.

Con lo que se concluye que la pluralidad en las representaciones sociales y su articulación con las prácticas que la investigación deben ser consideradas en el diseño de programas de prevención y atención de la enfermedad de chagas con el objetivo de garantizar la accesibilidad sociocultural a los diferentes usuarios en los diferentes escenarios de transmisión.

Para su tesis doctoral contó con un comité asesor integrado por Laura Huicochea Gómez, investigadora del Departamento de Sociedad y Cultura de ECOSUR, quien fungió como directora, Janine M. Ramsey Willoquet, investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública –co-directora–, Austreberta Nazar Beutelspacher, investigadora del Departamento de Salud de ECOSUR y Judith Elena Ortega Canto , investigadora del Cuerpo académico de Salud, Ambiente y Desarrollo Humano de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) –asesora.

Actualmente Alba Rocío Valdéz Tah está realizando una estancia de investigación postdoctoral de 13 meses –septiembre 2016-octubre 2017–, en el Departamento de Antropología, de la Universidad de California, en Irvine, a través de las becas de los programas Fulbright Visiting Scholar Grant Program 2016-2017 y UC Mexus-COnacyt Postdoctoral Research Fellowship Program 2016-2017, con el proyecto titulado “Addressing sociocultural determinants for diagnosis and treatment of Chagas disease among Yucatecan community in Los Angeles and Orange Counties, California, U.S.”

Dicho trabajo se propone entender las condiciones socioculturales, el acceso sanitario y prácticas relativas a la salud-enfermedad que influencian la búsqueda de diagnóstico y tratamiento del padecimiento entre los inmigrantes yucatecos viviendo al sur de California.

Una felicitación y reconocimiento para Alba Rocío Valdéz Tah.

Ver nota en Sitio de Posgrado

Doctorante de ECOSUR gana beca del Consejo de Administración Marina

Ana Crisol Méndez Medina, estudiante del Doctorado en Ciencias en Ecología y Desarrollo Sustentable de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) en la Unidad Chetumal, ganó una beca del Consejo de Administración Marina (MSC, por sus siglas en inglés) para el desarrollo del proyecto “Crimen y castigo en las pesquerías de Sian Ka’an: cómo se produce la cooperación en un sistema complejo local de vigilancia y sanciones”,  el cual aborda la implementación y apropiación de políticas públicas en el ámbito de las pesquerías artesanales, tema que forma parte de su tesis, “Áreas protegidas, concesiones pesqueras y cooperativas”.

La convocatoria del MSC recibió 40 solicitudes de estudiantes de 15 países, Méndez Medina, junto con el estudiante Hunter Snyder, de la Universidad de Harvard en Estados Unidos y Rachel Mullins, de la Universidad de Rhodes en África del Sur, fueron los ganadores de la beca, quienes utilizarán los fondos para llevar a cabo investigaciones relacionadas con pesquerías artesanales, la acuicultura de algas marinas y las poblaciones de atún, respectivamente.

“En este proyecto se describen y analizan los factores que permiten el éxito económico de las pesquerías de Sian Ka’an y que le han convertido en un sistema socio-ecológico resistente. Para lograr este objetivo centramos nuestro análisis en el sistema de vigilancia y sanciones que las cooperativas han desarrollado en colaboración con agencias estatales a cargo de la aplicación de las normas federales, las  ONG’s  y la academia”, explicó, en entrevista, la estudiante de ECOSUR, quien realiza su investigación sobre las prácticas pequeras en la reserva de Sian Ka’an, espacio natural protegido que se localiza en la costa caribeña de Quintana Roo.

Asimismo, indicó las pesquerías de Sian Ka’an son un ejemplo de éxito de la gestión de los recursos marinos debido a que las cooperativas han incorporado artes de pesca no invasivas, tienen un alto grado de cohesión social, presentan fuertes liderazgos y su capacidad de respuesta a las perturbaciones socio-ecológicas es muy alta.

La doctorante considera que la estrategia de estado para regular la pesca en México no está siendo exitosa, puesto que no cumple los objetivos de explotación eficaz de los recursos, ni los de conservación, por lo que a través de su proyecto busca aportar un modelo de gobernanza local basado en la experiencia de Sian Ka’an, que permita hacer recomendaciones para la mejora de la gestión de la pesca y el diseño de políticas públicas en escenarios similares en México.

“Tenemos una fuerte carencia en el ejercicio de la vigilancia y aplicación de sanciones. Este proyecto propone mirar las prácticas pesqueras, como parte de un sistema socio-ecológico complejo que debe ser regulado en función de las necesidades locales particulares, para lograr los objetivos de sustentabilidad y rentabilidad.”

Ana Crisol Méndez Medina trabaja con la dirección y tutoría de Birgit Schmook, investigadora del Departamento de Conservación de la Biodiversidad en la Unidad Chetumal, y también bajo la co-dirección de Xavier Basurto, del Laboratorio Marino de la Universidad de Duke en Carolina del Norte.

El Marine Stewashirp Council es una organización mundial, independiente, sin ánimo de lucro, que busca tranformar los mercados internacionales de los productos marinos, y apoya con becas a estudiantes con proyectos de investigación que colaboren a mejorar la cadena productiva o las prácticas pesqueras que promuevan la sustentabilidad.

Más información:

https://www.msc.org/newsroom/news/msc-scholarships-awarded-for-research-on-small-scale-fisheries-seaweed-aquaculture-and-tuna-stocks

Enfatizan importancia de la conservación de playas arenosas

Siendo las playas espacios afines a actividades turísticas, de recreación y sustento de economías a nivel global, se debe ahondar en los estudios sobre su conservación y manejo, manifestó Frank Alberto Ocaña Borrego, egresado del Doctorado en Ciencias en Ecología y Desarrollo Sustentable de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), en la disertación del tema “Conservación y Manejo de Playas Arenosas”, el pasado 25 de febrero, como parte de los seminarios mensuales de Ecosur Villahermosa.

En su exposición, el Ocaña Borrego habló de las características físicas de las playas, tales como el oleaje, las corrientes, y el proceso de formación y deposición de sedimentos. A su vez, el investigador resaltó que la población cuyas actividades están relacionadas al turismo en las playas, perciben el valor ambiental de éstas como algo secundario.

El ponente comentó que la presencia del alga conocida como “sargazo” en la orilla de las playas, no es beneficioso para las empresas turísticas. Sin embargo, esas algas llevan consigo un conjunto de organismos que forman parte de una cadena trófica que son importantes para las playas. Si se retira, debe hacerse sin usar maquinaria que provoque la compactación de los sedimentos, proceso que ocasiona la erosión con el paso del tiempo, indicó.

Ocaña Borrego declaró que tener una playa limpia no es sinónimo de que sea fértil. “Estamos limpiando demasiado y no estamos respetando el equilibrio ecológico de la playa”, situación que a su vez, afecta a especies terrestres, marinas, invertebrados y crustáceos que confluyen en ese ecosistema, señaló el especialista.

Subrayó que popularmente se dice que la erosión de las playas es consecuencia del cambió climático, y puntualizó diciendo que no es el cambio climático el principal problema de las playas, sino más bien es la huella humana. Por este concepto se entiende la presión que los humanos ejercen sobre el ecosistema. Hace falta  informar y concientizar a la población sobre el impacto de la huella humana para hacer un manejo adecuado de las playas y promover su conservación, expresó.

Para Ocaña Borrego, es importante caminar hacia el correcto manejo y conservación de playas. “Hay necesidad de un marco regulatorio basado en un enfoque ecosistémico”, ya que las políticas públicas actuales se hacen pensando en uso turístico y no en conservar los valores propios de las playas, señaló.

Asimismo, hizo un llamado a desarrollar un mayor número de investigaciones científicas a partir de diseños experimentales sólidos, con la finalidad de comprender cómo se comportan nuestras playas.

 seminario conservación playas3

Intercambian saberes para la preservación de ecosistemas en Comalcalco

Estudiantes y académicos del Doctorado en Ciencias en Ecología y Desarrollo Sustentable de la Unidad San Cristóbal de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) visitaron la Ranchería Zapotal 2da. Sección en Comalcalco, Tabasco, en donde realizaron, del 16 al 19 de febrero, una práctica de campo como parte del seminario introductorio al doctorado, con el fin de establecer un diálogo con los habitantes de la zona para la construcción de saberes en conjunto.

Los estudiantes, acompañados por los investigadores del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente Fabien Charbonnier, Omar Felipe Giraldo y Mateo Mier y Terán, de la Unidad San Cristóbal, y Miriam Aldasoro, de la Unidad Villahermosa, establecieron un diálogo con los habitantes de la Ranchería Zapotal sobre los recursos naturales en la zona, su uso y la organización social.

En este marco, académicos y lugareños interactuaron con un grupo de meliponicultores y reflexionaron sobre su trayectoria como grupo, su visión, sus logros y sus objetivos, y visitaron las colmenas de la comunidad. Además se vislumbraron las interacciones múltiples entre meliponas —gente y ambiente—, y se discutieron las perspectivas de la preservación de los ecosistemas, las especies y la economía local.

Los lugareños invitaron a los estudiantes y profesores al manglar de Río Playa, donde explicaron la restauración ecológica del área vía la plantación de manglares que vienen realizando desde el 2006. Asimismo se discutió el potencial turístico del sitio y las estrategias para llevar el proyecto a cabo.

El grupo de investigadores en cooperación con los lugareños también llevó a cabo mediciones biofísicas, de fisiología de las plantas y del clima en una zona de cultivo de abejas meliponas, cacaotales y milpas del sitio.

“El doctorado en el que estamos se define como multidisciplinario. Vienen doctorantes de diferentes áreas del conocimiento lo cual nos ayuda a tener diferentes formas de trabajo, para hacer una labor común. Lo que hacemos es un diálogo de saberes con la comunidad, en él, no somos nosotros los que sabemos y ellos los que aprenden, sino es un proceso recíproco, en donde todos estamos situados lo más horizontalmente posible”, señaló Omar Giraldo, investigador de Cátedras Conacyt en la Unidad San Cristóbal, quien destacó que al tratarse de un enfoque multidisciplinario, se examinan los procesos sociales, económicos, culturales, productivos, ambientales y organizativos en conjunto.

Luego de las exploraciones, se llevó a cabo una actividad formativa con 75 estudiantes de la Telesecundaria Adolfo Pulido Pulido, en donde los científicos en conjunto con lugareños, compartieron las experiencias de la visita e información importante para la preservación de ecosistemas y especies.

El enlace con la comunidad del Zapotal se dio a través del trabajo que ha desarrollado Miriam Aldasoro, investigadora de Cátedras Conacyt en la Unidad Villahermosa, con su proyecto de abejas meliponas en esa localidad.

Información y fotografía: Daniela Sastré

Premian en Cuba resultado de investigación de egresada del doctorado de Ecosur

El resultado de la iniciativa “Sistemas familiares de la producción de pequeños rumiantes”, derivada de la tesis de doctorado de Isela Ponce Palma, investigadora en el Instituto de Investigaciones Agropecuarias Jorge Dimitrov (IIA), quien egresó del posgrado de Ecosur en diciembre del 2014, recibió el premio anual a los resultados destacados obtenidos en la ciencia y la innovación tecnológica en el territorio, que otorga el Consejo de Dirección de la Delegación Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), en la provincia de Granma, Cuba.

El 15 de enero, en el marco de las actividades por el Día de la Ciencia Cubana, se dio a conocer la resolución en la que se reconoce a la doctora Isela Ponce Palma, porque su tesis “Modos de Vida y grado de sustentabilidad de los sistemas de producción de ovinos en tres formas de propiedad de la tierra en el Valle del Cauto, Granma, Cuba”, abrió la línea de investigación sobre el tema, con nuevas hipótesis sobre las alternativas sustentables y llevadas a la práctica en un proceso de aprendizaje social.

El objetivo de la investigación fue evaluar la sustentabilidad de los sistemas de producción ovina, en relación con las formas de propiedad de la tierra y los modos de vida de las familias productoras de ovinos en esa región.

El estudio se realizó en 10 comunidades de la región del Valle del Cauto en la provincia de Granma, cuyas acciones fueron la diferenciación de los modos de vida de las familias rurales y el análisis de sustentabilidad de los sistemas de producción de ovinos. Ello fortaleció las investigaciones realizadas previamente sobre la definición de la cabra criolla como entidad genética, y el desarrollo de alternativas locales para el control de las parasitosis internas a partir de la evaluación participativa del proceso de prevención de enfermedades en poblaciones animales.

El resultado aportó la información básica decisiva para generar los fundamentos y principios  metodológicos de facilitación de procesos locales y participativos para llevar a cabo procesos de aprendizaje social enfocados a la construcción de conocimientos en la solución de la problemática familiar de la producción de pequeños rumiantes.

Además de reconocer a la egresada de Ecosur, se reconoció como autores de este trabajo al doctor Manuel La O Arias, Norge Fonseca Fuente (asesor) y Niurkis Rojas Gámez, investigadores en el IIA Jorge Dimitrov; José Nahed Toral (director de la tesis) y Manuel Parra Vázquez (asesor), investigadores del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente de Ecosur y Francisco Guevara Hernández (asesor), profesor e investigador en la Unach.

Este reconocimiento anual se otorga a aquellos resultados científicos, tecnológicos y organizacionales, que “contribuyen a incrementar la capacidad innovadora de la empresa y están dirigidos a obtener nuevos productos, procesos, tecnologías y servicios totalmente nuevos o significativamente mejorados, que se encuentren aplicados en la práctica social, logrando impactos económicos, sociales o medioambientales concretos y medibles”.

¡Muchas felicidades a todos los participantes e instituciones por el reconocimiento!

Consulta la tesis en : http://bibliotecasibe.ecosur.mx/sibe/book/000053872