Solicitan a ECOSUR recomendaciones para conservación de la biodiversidad en entornos urbanos

El pasado 9 de agosto Neptalí Ramírez Marcial y Henry Castañeda Ocaña, investigador y técnico del Departamento de Conservación de la Biodiversidad, así como Claudia Hernández Corzo, coordinadora de Vinculación, visitaron la Colonia “Maya” ubicada al sur de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

El objetivo fue identificar las condiciones físicas y topográficas que ocupa dicha colonia y las plantas más pertinentes para la retención del suelo que rodea a las zanjas y pozos de infiltración de agua de lluvia, reconocer plantas que puedan ser utilizadas en áreas verdes como jardines interiores y exteriores de las viviendas y hacer recomendaciones a los habitantes para la forestación de la reserva ecológica.

Con la finalidad de continuar intercambiando saberes con el personal académico para contribuir a la conservación de la biodiversidad en entornos urbanos y periurbanos, los habitantes de la colonia Maya realizaran una visita a las instalaciones de la Unidad San Cristóbal de ECOSUR.

Entre los árboles y arbustos recomendados se encuentra:

  • Fuchsia paniculta(aretillo, canelillo), propio de los bosques de niebla, que florece en la mayor parte del año y que, además de proteger el suelo, atrae insectos, aves y  contribuye al embellecimiento escénico de lugar.
  • Magnolia sharpii (tojcho –tsotsil- y tajchaj-tsental-), de bosques húmedos de pino-encino y mesófilo de montaña de donde se obtienen tablas, leña, hojas para envoltura de tamal y pozol, y flores que ocasionalmente se utilizan en la preparación de té para afecciones cardiovasculares.
  • Chiranthodendron pentadactylon (Lechillo, palo liso, mora, árbol de la manita, Macpalxochilt –náhuatl-), Árbol de 12 a 20 metros de altura en peligro de desaparición, presente desde Norte América, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, San Luis Potosí, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Hidalgo, Morelos, Puebla, Veracruz, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, así como Honduras y Guatemala. Su madera se usa para postes y leña, su corteza para amarres y sus flores secas, para tratamiento de padecimientos cardiovasculares
  • Cornus disciflora (Sacbayan té, Sají –Tsotsil-), de hasta 20 metros de altura,  habita en bosques de pino-encino, usado para artesanías, forraje y medicina. Que en el caso de la Colonia Maya se propone para sembrarse en la zona de reserva que ayude a evitar derrumbes.

 

 

Información:  Claudia Hernández Corzo