Seminario “Seguridad nacional, cooperación, desarrollo México-Guatemala: ¿redefinición de políticas?”

El 2 de mayo se llevó a cabo el “Seminario sobre Seguridad nacional, cooperación, desarrollo México-Guatemala: ¿redefinición de políticas?”, organizado por El Colegio de la Frontera Norte (COLEF) y el Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), coordinado por José María Ramos del COLEF y Germán Martínez de ECOSUR y con la participación de Virginia Negro del Programa Mesoamérica Organización Internacional, Ivana Saldívar de la Universidad de  Quintana Roo, Carlos Barrachina de la Universidad Anáhuac y Benito Salvatierra de ECOSUR.

Durante el seminario se analizó la política de seguridad nacional en el contexto de las iniciativas de cooperación para el desarrollo hacia Centroamérica, promovidas por México, destacando sus objetivos, estrategias e impactos. En ese marco, se examinaron algunos elementos de la propuesta de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) con respecto a la implementación del Plan de Desarrollo Integral impulsado por El Salvador, Guatemala, Honduras y México, que pretende promover el desarrollo y las oportunidades de la región, contribuyendo a la prevención del fenómeno migratorio.

En tal sentido, en el seminario se evaluó la viabilidad de esa política, considerando las experiencias pasadas en materia de desarrollo hacia la frontera sur y Centroamérica, así como la necesidad de fortalecer la pertinencia y calidad de las políticas públicas la eficacia de una gobernanza multinivel, considerando la participación de los tres niveles de gobierno, de organismos internacionales y agencias de cooperación internacional para el desarrollo de países europeos.

Se mencionó que otro reto de las iniciativas para el desarrollo hacia la frontera sur y Centroamérica es promover una efectiva capacidad institucional que permita promover una eficaz implementación de políticas transversales para la competitividad y el bienestar, reduciendo la corrupción institucional, lo que conlleva a la necesidad de fortalecer las capacidades de un Estado de derecho en nuestros países.

También se analizaron las limitaciones de una eficaz gobernanza para facilitar la migración segura, ordenada y regular desde una perspectiva regional integral y con ello conciliar las prioridades de los flujos migratorios, el derecho de emigrar y las prioridades de la seguridad nacional del Estado mexicano. Este contexto se puede fortalecer con las prioridades recientes del gobierno de Estados Unidos en materia de seguridad fronteriza tanto en la frontera norte como en la sur. De ahí el reto binacional de construir una agenda común en materia de seguridad, derechos humanos y control migratorio.

Finalmente, la mesa de especialistas abordó algunos elementos de la seguridad nacional desde la perspectiva de México, Centroamérica y Estados Unidos, considerando que cerca del 90 por ciento de la cocaína procedente de Colombia con destino a Estados Unidos pasa por Centroamérica y por la frontera sur mexicana. Bajo este contexto, se analizó si serán más efectivas las políticas antidrogas de México y las iniciativas de seguridad nacional acordadas por Estados Unidos con Centroamérica (marzo 2019, Honduras): detener la trata y tráfico de personas, erradicar organizaciones criminales y pandillas, intercambiar información e inteligencia y en general, fortalecer la seguridad fronteriza regional. El reto de esta política de seguridad es promover un cierto consenso con las prioridades de Estados Unidos –fortalecer el control migratorio y antidrogas- y México –derecho de emigrar y un cierto control fronterizo- en materia de seguridad regional.