el colegio de la frontera sur

Skip to main content
Se me sube el colesterol, las batallas diarias de la dieta

Artículo de divulgación

Se me sube el colesterol, las batallas diarias de la dieta

15 junio, 2023

Convocatoria cerrada
Guadalupe del Carmen Alvarez Gordillo

galvarez@ecosur.mx

No es fácil llevar una dieta saludable, la idea de restricción y matarse de hambre es frecuente

GUADALUPE DEL CARMEN ÁLVAREZ GORDILLO *

Una mujer camina pensativa y cabizbaja hacia la oficina, acaba de leer sus resultados de laboratorio: colesterol 265 (normal menos de 200), triglicéridos 200 (normal menos de 150) ¿Qué ha estado pasando? Se pregunta constantemente. Ella es médica y conoce que estos datos significan un riesgo para la salud y para la vida.

A su mente vienen los ricos tacos de cabeza, las gorditas de carnitas, la barbacoa, las ricas quesadillas de chicharrón con tortillas hechas a mano y también las pizzas y hamburguesas que se introdujeron en las cotidianas visitas nocturnas a cenadurías y restaurantes cuando terminó al fin el confinamiento que impuso la pandemia.

El colesterol es un tipo de grasa que se encuentra en todas las células de los animales; los humanos producimos la cantidad necesaria y nos ayuda a producir vitamina D y hormonas. Los triglicéridos son derivados del glicerol y tres ácidos grasos y constituyen la mayoría de los depósitos de grasa de los seres humanos. Ambos son necesarios para que funcione el cuerpo, pero los ingerimos en exceso el colesterol principalmente en las carnes, vísceras y camarones, así como los triglicéridos en los azúcares y alcohol. Ella piensa en los contrastes entre los placeres y las necesidades de la comida, las historias de escasez y abundancia, lo tan bien aprendido: hay que terminarse el plato porque en otros lados existen personas que lo necesitan.

Plato chiapaneco  de la buena alimentación.
Plato chiapaneco de la buena alimentación.

El camino parece tan largo a unos días de celebrar su cumpleaños 58, la columna y las rodillas le empiezan a molestar al subir escaleras, el ritmo cardíaco también se acelera. No recuerda otra ocasión en que haya sentido tantas ideas como pájaros rondando a su paso, sabe que definitivamente tendrá que hacer cambios en su vida.

Los contrastes en los colores han desaparecido, todo lo ve en blanco y negro. Se ha cumplido un mes desde que fue al congreso de Aterosclerosis y sus complicaciones, en él estuvo rodeada de cardiólogos, cifras, imágenes de diagnóstico, aparatos nuevos y cirugías para colocar catéteres al corazón para restaurar la circulación sanguínea; sin dejar atrás los pronósticos fatales y las estadísticas que comparan la mortalidad de la pandemia del SARS-COVID19 con las enfermedades cardiovasculares, dos desastres gigantescos, uno agudo y otro de evolución lenta.

Recuerda haber leído que en México “cerca de 220 mil personas fallecieron por enfermedades cardiovasculares en 2021 (603 por día), de las cuales 177 mil fueron por infarto al miocardio, la mayoría de las cuales pueden ser prevenibles al evitar o controlar los factores de riesgo como el tabaquismo, presión arterial alta, colesterol elevado y diabetes no controlada” (Secretaría de Salud, 2022). Muchas personas que conoció se despidieron de este mundo por infartos, y ahora le parece que se van como pájaros volando.

No es fácil llevar una dieta saludable, la idea de restricción y matarse de hambre es frecuente, y además hay que luchar contra las industrias, los enemigos publicitarios, las tertulias, los olores de las taquerías y con el pensamiento frecuente que te dice “no te resistas, de algo tenemos que morir”. Son demasiados monstruos, el desarrollo de las ciudades y comunidades rurales nos conquistó con la tecnología, la modernidad y la comida chatarra ¿Quién se ha librado de los daños provocados por estas transformaciones en nuestro entorno?

Esta médica sabe que su nivel de colesterol no es el más alto, sin embargo, es la mejor alerta que ha llegado a su vida. Ha decidido librar una batalla diaria con esfuerzo y pasos firmes para recuperar su salud, se acompañará de su familia, amigas y amigos, y personal médico. Es hora de aprender sobre el plato del bien comer (Labvida, 2022), hacer ejercicio al menos 30 minutos diarios, liberarse de actividades que le producen estrés y cansancio, volverá a subir esas escaleras con otros colores y mariposas, este es el día para disfrutar de otros placeres de la comida con colores verdes de las calabazas, los chayotes, las acelgas y espinacas, así como el vivo naranja de las zanahorias, los pimientos y que decir del rojo para el sabor picante y las manzanas; una dieta multicolor.

La salud es lo primero, dice el dicho. Tenemos mucha información y no siempre es suficiente para actuar, pero sabiendo que podemos engrosar las listas de personas fallecidas vale la pena librar batallas diarias contra las enfermedades derivadas de una alimentación poco saludable.

* Investigadora del Departamento de Salud de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR)

galvarez@ecosur.mx

TEXTO PUBLICADO EN: https://www.cronica.com.mx/academia/me-sube-colesterol-batallas-diarias-dieta.html

Compártenos en tu:

Conoce los departamentos y grupos académicos de los autores ECOSUR