Realizan Congreso regional sobre desastres y vulnerabilidad social en Tabasco

El 3 de octubre inició el congreso regional “Desastres y vulnerabilidad social en Tabasco: a diez años de la inundación de 2007”, inaugurado por Hans Van der Wal, director de la Unidad Villahermosa de El Colegio de la Frontera Sur  (ECOSUR), Carlos Ernesto Lobato García, en representanción de Dora María Frías Márquez, líder de la Red Académica sobre Desastres en Tabasco (RASDET) y Miguel Ángel Díaz Perera, académico de ECOSUR, quienes hicieron una introducción sobre las temáticas del congreso, resaltando a la inundación de 2007 como un hecho de alto impacto para la población tabasqueña.

El congreso se realizó en el Instituto Juárez, el 3 y 4 de octubre, bajo la coordinación de ECOSUR, la Red Académica sobre Desastres en Tabasco y la UJAT, con el objetivo de revisar investigaciones relevantes para entender el desastre ocurrido a causa de las inundaciones de Tabasco y con la premisa de dar a conocer que la fuerza de los desastres no está solamente en los fenómenos que los ocasionan, sino en los procesos de desarrollo y en la vida social que existen en el territorio donde irrumpen.

En su ponencia magistral, Lilia Gama Campillo, académica de la UJAT, expresó su respuesta afirmativa ante la pregunta ¿si después de diez años se podría hablar de resiliencia ante las afectaciones sufridas en el 2007 por parte de la población?

Juan Javier Carrillo Sosa, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en su ponencia magistral, analizó y mencionó los logros obtenidos mediante distintas acciones y planteó los aspectos pendientes en los que se debe hacer un esfuerzo conjunto para lograr la más segura convivencia con los fenómenos que pudieran presentar riesgos de inundaciones en el futuro.

Otros ponentes dieron a conocer casos de estudios efectuados antes, durante y después de las inundaciones, los cuales permitieron refrescar la memoria sobre lo ocurrido ya hace diez años atrás.

Además de mostrar acciones que realizó la población durante el desastre, y para preveer nuevos riesgos se hizo un llamado a no olvidar el pasado, “el ser humano tiende a olvidar muy fácilmente”, expresó Carlos Martín Jiménez, académico de la Universidad Intercultural del Estado de Tabasco (UIET).

De esta manera se recalcó la importancia de realizar este tipo de eventos, pues de esta manera se comienzan a recordar eventos que se creían olvidados, y se recuerda que aún existe el riesgo de crecientes de ríos.

Se hizo énfasis en que es necesario regresar a la historia para identificar aspectos naturales que tienen afectaciones directas sobre los asentamientos.

Se expresó que si bien ya ha pasado el tiempo, algunos de los estragos sufridos por las inundaciones siguen siendo notorios, por lo que se invitó a la población a tomar acciones conjuntas para enfrentar los eventos catastróficos.

Durante los dos días de actividades del congreso se presentaron algunos de los resultados que han sido el desenlace de ciertas investigaciones sobre las afectaciones que dejaron las inundaciones, se recalcó la enorme pérdida del patrimonio resultado de estas afectaciones, y se compartieron datos y estrategias que han tomado algunas instancias de gobierno y de la sociedad civil para construir soluciones y minimizar las afectaciones de los desastres.