Publican artículo sobre la Recuperación multidimensional de bosques tropicales

El artículo “Multi-dimensional tropical forest recovery”, publicado esta semana en la revista Science y en el que participaron tres académicos de ECOSUR, señala que los bosques tropicales están desapareciendo a una velocidad alarmante debido a la deforestación; sin embargo, tienen el potencial de volver a crecer de forma natural en terrenos abandonados.

Los bosques secundarios son bosques que se desarrollan de forma natural después de que fuera removida casi en su totalidad la cubierta forestal de una región para el uso antrópico del suelo (usualmente para agricultura de roza, tumba y quema, cultivos convencionales y campos ganaderos). Actualmente, más de la mitad de los bosques tropicales de todo el mundo no son bosques maduros sino bosques que se están regenerando de forma natural, de los cuales una gran parte son bosques secundarios. En las regiones tropicales de América Latina los bosques secundarios cubren hasta un 28% de la superficie terrestre.

El artículo muestra que los bosques tropicales en desarrollo se recuperan de una manera sorprendentemente rápida, de modo que a los 20 años pueden alcanzar valores equivalentes a casi el 80% de la fertilidad del suelo, el almacén de carbono en el suelo, la estructura y la diversidad de árboles del bosque maduro. El estudio concluye que la regeneración natural es una solución de bajo costo para la mitigación del cambio climático, la conservación de la biodiversidad y la restauración de los ecosistemas.

El equipo internacional de ecólogos, forestales y agroecológos —en el que participaron por ECOSUR Ben de Jong, Susana Ochoa y Hans van der Wal— analizó la recuperación de 12 atributos de los bosques durante la regeneración natural y cómo la recuperación de cada atributo está relacionada con la de los otros. Para ello, usaron información obtenida en 77 paisajes y más de 2200 parcelas de bosque distribuidas en América tropical y África Occidental.

El profesor Poorter (Universidad de Wageningen, Países Bajos), autor principal del estudio, comenta “Si bien es esencial continuar con la protección activa de los bosques maduros y detener el avance de la deforestación, los bosques tropicales potencialmente pueden crecer de nuevo y de forma natural en terrenos abandonados ubicados en áreas que fueron deforestadas. Estos bosques en desarrollo cubren áreas enormes y pueden contribuir a los objetivos locales y mundiales de restauración de los ecosistemas. Ellos brindan beneficios de escala mundial para la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo, así como para la conservación de la biodiversidad, además de muchos otros servicios para los habitantes locales como agua, combustible, madera y otros productos forestales no maderables”.

El profesor Poorter añade: “Es sorprendente la rapidez con la que se recuperan estos bosques, lo que en el corto plazo se traduce en grandes beneficios derivados de la restauración natural de los bosques tropicales. Sin embargo, la velocidad de recuperación difiere mucho entre los diferentes atributos del bosque: la fertilidad del suelo y el funcionamiento de las plantas muestran las tasas más rápidas de recuperación, ya que alcanzan valores equivalentes al 90% de los del bosque maduro (menos de 10 años y menos de 25 años, respectivamente); la velocidad de recuperación es intermedia para la estructura del bosque y la diversidad de especies (25-60 años) y mucho más lenta para la biomasa aérea y la composición de especies (más de 120 años).”

Ben de Jong, Susana Ochoa y Hans van der Wal. Hans van der Wal mencionan que “es necesario conservar buenas extensiones de vegetación secundaria en los paisajes productivos, para así mantener el potencial de regeneración natural regional. Esto es de particular interés en regiones que han sido deforestadas casi en su totalidad, como por ejemplo en Tabasco. Si bien la regeneración de la vegetación secundaria no es la única opción para restaurar a gran escala, resulta atractiva por su bajo costo y celeridad, como también por abonar a una diversidad de funciones ecológicas, económicas y sociales a escala local y regional.

La combinación óptima de opciones de restauración dependerá en cada caso de las condiciones locales, así como de sus habitantes y sus necesidades. Por medio del uso de una mezcla de diferentes opciones de restauración, podemos crear paisajes más naturales, biodiversos y resilientes”.

Esta investigación es un producto de la red de colaboración para la investigación sobre bosques secundarios 2ndFOR (www.2ndFOR.org). La red reúne a más de 100 investigadores de 18 países y se enfoca en la ecología, dinámica y biodiversidad de los bosques secundarios, así como en los servicios ecosistémicos que brindan en paisajes tropicales con modificación humana. La red 2ndFOR está coordinada por el Profesor Lourens Poorter, el Profesor Frans Bongers, la Dra. Catarina Jakovac y la Dra. Masha van der Sande (Universidad de Wageningen, Países Bajos).

 

Enlace para el artículo: science.org/doi/10.1126/science.abh3629

 

Para más información, favor de contactar a:

Hans van der Wal, inves, hvanderwal@ecosur.mx

Prof. Dr. Lourens Poorter, Wageningen University and Research, Wageningen, PAÍSES BAJOS Lourens.Poorter@wur.nl

 

Fotografía: Hans van der Wal