Presentan libro sobre sexismo y equidad de género en educación primaria

El 2 de febrero se presentó el libro Sexismo y equidad de género en educación primaria. Lecciones de escuelas públicas, en las instalaciones del Centro de Investigaciones Multidisciplinarias sobre Chiapas y la Frontera Sur (CIMSUR), con la participación de Angélica Evangelista, Saraí Miranda y Antonio Saldívar, investigadoras e investigador del Departamento de Sociedad y Cultura de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR).

Angélica Evangelista expresó que este libro, escrito por José María Duarte, investigador de Cátedras del CONACYT en el Departamento de Salud de ECOSUR, y José Baltazar García Horta, profesor-investigador de tiempo completo en la Universidad Autónoma de Nuevo León, tiene varias posibilidades de lectura y puede ser de interés para docentes, autoridades educativas, madres y padres de familia, investigadores que estudian el sexismo y la equidad de género y las violencias de género en el ámbito escolar, pero también para quienes se inician en la investigación cualitativa.

Explicó que la investigación que enmarca este libro tuvo el propósito de explorar las relaciones de género en escuelas primarias de áreas metropolitanas de Monterrey y la Ciudad de Panamá para proponer un modelo teórico explicativo inductivo y emergente construido a partir de los datos producidos en la investigación. “Las percepciones que el personal docente tiene de niñas y niños son acordes a los estereotipos más tradicionales de género, dicen que las niñas son aplicadas, esmeradas, detallistas y escuchan más, mientras que los niños son flojos para trabajar, desordenados, platicadores, les gusta el relajo y se levantan mucho de su lugar, al grado de que cuando no llegan a clases el grupo se ve tranquilo y que muchos maestros prefieren trabajar con niñas, reflejándose la preferencia de docentes y directivos por estos comportamientos específicos de niñas y niños”, mencionó e invitó a la lectura de la obra pues expresó que el sexismo prevalece en el ámbito escolar desde hace varias décadas y que es necesario transformarlo, por lo que el personal docente tiene que revisar sus prácticas.

Saraí Miranda señaló que el libro invita constantemente a la reflexión sobre la desigualdad estructural que enfrentan las niñas en materia de acceso a la educación y los mecanismos muy sutiles que todos reproducimos en el día a día.

Mencionó que el libro, además de proporcionar datos de un contexto local y nacional también proporciona datos a nivel mundial de las diferencias que existen entre niños y niñas en relación al acceso a la educación. “Durante la secundaria existe mucha deserción por parte de las niñas o no tienen acceso al nivel medio superior, superior, universitario o niveles de posgrados. También proporciona datos de contexto sobre algunas barreras que enfrentan las niñas para acceder a otros niveles educativos más allá de la primaria; habla de los estereotipos y de lugares pobres donde se privilegia invertir en la educación de los niños porque es más fácil que las niñas se queden en la casas, a ellas se les atribuye las tareas domésticas y del cuidado familiar. A futuro, las familias consideran que redituará en mayor medida la educación de los hombres que de las mujeres”.

Por su parte, Antonio Saldívar, indicó que la publicación da cuenta de algunas prácticas que intentan revertir el seximo en las escuelas, como que los mismos libros de texto –que son la base sobre la cual trabajan los profesores- tengan un lenguaje incluyente, pero destacó que sin embargo todavía siguen prevaleciendo situaciones de sexismo y de discriminación, por lo que es necesario poner atención a las practicas sexistas sutiles.

Los comentaristas del libro destacaron que la publicación es un referente para las personas que trabajan la investigación cualitativa y para estudiantes de posgrado.

Para adquirir el libro puede escribir a José María Duarte (jduarte@ecosur.mx)