el colegio de la frontera sur

Skip to main content
Los insectos y los timbres postales

Artículo de divulgación

Los insectos y los timbres postales

17 noviembre, 2023

Convocatoria cerrada

Los insectos son una temática ampliamente popular en los sellos postales, y este escrito se enfoca en explorar su presencia en ellos

LUCRECIA ARELLANO GÁMEZ (1) Y BENIGNO GÓMEZ Y GÓMEZ (2)

El correo postal es un sistema diseñado para enviar escritos y paquetes de un remitente (quien envía) hacia un destinatario (quien recibe). Este sistema ha sido parte de la vida de muchas personas, durante mucho tiempo. Sin embargo, para las nuevas generaciones puede ser un misterio, ya que en la actualidad el envío de cartas a través del correo postal ha quedado en gran medida relegado al envío de paquetes y documentos (Fig. 1). La comunicación de persona a persona se ha trasladado mayormente al terreno del internet, el correo electrónico y de la mensajería instantánea debido al uso cotidiano de la red informática mundial. Es importante reconocer la importancia histórica y la evolución de este sistema de envío, que ha dejado una huella significativa en la forma en que nos comunicamos y conectamos a nivel global.

La estampilla, timbre o sello postal es un pequeño papel que se pega en los sobres y sirve como comprobante del pago previo de los envíos efectuados por correo. Las estampillas representan parte de la historia nacional o regional de los países a través de las figuras de personajes ilustres, elementos culturales, artísticos y científicos, así como la flora y fauna. Cada país decide el diseño de sus estampillas, siempre buscando plasmar documentos filatélicos con valor ante la sociedad, que represente una contribución a la construcción de identidad nacional o exprese valor cultural o biológico.

Timbres.
Timbres.

En los catálogos de timbres postales, la temática de insectos es muy popular. Entre los temas destacados en estas estampillas se encuentran la taxonomía, fauna local, medicina, agricultura, apicultura y veterinaria. En muchos países del mundo, se aprecian representaciones de insectos considerados benéficos y/o carismáticos, como las abejas. Estas han sido incluidas en los timbres debido a su producción de miel, su valor como polinizadores y su intrigante y compleja historia de vida. De hecho, la primera estampilla postal registrada que representa a un insecto con una pequeña colmena de abeja de la miel fue emitida por Nicaragua en 1891. Para 1990 más de 300 países habían emitido cerca de 5000 estampillas con más de 1700 especies de insectos de 14 órdenes diferentes.

Las mariposas (Lepidoptera) son el grupo de insectos más representados en las estampillas postales de insectos y representan el 67 % del total emitido, esto quizás por su carisma y biofilia (ej. mariposa monarca: Danaeus plexipus), los servicios ecosistémicos (polinizadores) e incluso por ser considerados plaga (sus larvas), y en segundo lugar destaca la existencia de un buen número de sellos con escarabajos, posiblemente debido a que sus formas, coloridos, tamaños y hábitos han llamado la atención del hombre desde tiempos antiguos. El primer sello postal que representó a un escarabajo fue emitido en Chile en 1948 y muestra a un Lucánido, el ciervo volante de Darwin (Chiasognathus granti) cuyas larvas se alimentan de maderas, troncos y raíces. En estado adulto, succionan la savia que exudan algunos árboles. A partir de esta fecha y hasta nuestros días se han emitido más de 240 sellos con la temática de Scarabaeoidea.

Las libélulas (Odonata) son también populares en los timbres postales. En varios países orientales como Japón y China, la presencia de las libélulas y caballitos del diablo está relacionada con cosas positivas (buena suerte, buenos deseos) y estos insectos simbolizan el coraje, la fuerza, la victoria y la felicidad. Se les considera benéficos y favorables, probablemente debido a su abundancia en los campos de cultivo de arroz, un alimento muy importante para esas culturas. Históricamente, Japón fue el primer país en representar un odonato en un sello postal en 1923 y hasta 2020 había un total de 426 estampillas emitidas por 113 países. Pese a que para algunos pueblos occidentales la percepción que se tiene hacia estos insectos está vinculada a demonios, duendes y brujas y con ello a cuestiones negativas (mala suerte, calamidades, infortunios, desastres) la tendencia ha ido cambiando. Algunos países americanos han emitido sellos con estos organismos, por ejemplo, el caballito del diablo Mecistogaster ornata, que tiene una longitud de hasta 10 cm y una envergadura alar de 12 cm fue representada en un sello de El Salvador en 1985. Los odonatos también han sido incluidos en estampillas como parte de la cadena alimenticia, esta interacción se representa en el sello emitido por China en el 2006 que ilustra al abejaruco cola azul, un ave migratoria (Merops philippinus) cazando a la libélula halcón de los pantanos de cola carmesí (Orthetrum pruinosum neglectum). Por último, Estados Unidos y Suiza en 2009, a través de la ONU, emitieron una serie de estampillas con el tema “Especies en peligro”, donde se ilustra a dos caballitos del diablo: Agrion imperator y Coenagrion mercuriale, asimismo, España emitió una serie de cuatro estampillas en 2015 con el tema “Especies protegidas”, entre ellas la libélula Onychogomphus forcipatus.

Otro orden de insectos representado en timbres postales es el de los Mantodea, cuya característica más llamativa es la estructura de sus patas delanteras, notablemente modificadas para la captura de presas. Se camuflan y permanecen inmóviles, esperando que se acerque la presa, o acechan a su presa con movimientos lentos y sigilosos. Hasta 2019 se habían emitido un total de 136 sellos con imágenes de mántidos, donde la especie más frecuentemente incluida es Mantis religiosa (santateresa, silbata, mamboretá, campamocha, tatadiós o simplemente mantis). Esta especie no es venenosa, utiliza sus fuertes patas delanteras para atrapar a sus presas y devorarlas vivas, es capaz de cazar ranas, lagartijas, pequeños ratones, polillas y colibríes. La mantis ha sido representada en un sello emitido por Australia en 2003 en el que se incluye a una campamocha alimentándose del caballito del diablo Diphlebia nymphoides.

Hasta 2015, existían únicamente ocho sellos postales con motivos de cucarachas (Blattodea), que han sido emitidos en diferentes momentos históricos, resaltando los años de 1997 y 2011. En los sellos postales se representan tres especies consideradas “plaga”: Periplaneta americanaP. australasiae y Blatta orientalis, mientras que las restantes son consideradas como silvestres, sin embargo, es claro que la repulsión que causan las cucarachas a la humanidad (entomofobia), también se ve reflejada en la escasa emisión de estampillas postales.

Las estampillas postales son un buen medio de información para transmitir información a los diferentes sectores de la población sobre los insectos y en general sobre biodiversidad. Mientras las personas de las oficinas postales utilicen sellos se tendrá la oportunidad de conocer y, por qué no, de concienciar a otros sobre la conservación de otras formas de vida en nuestro planeta. Ha sido política del Servicio Postal Mexicano, a través de sus colecciones filatélicas, el sumarse a los esfuerzos que se realizan en pro de la conservación de las especies en peligro de extinción y el difundir aspectos importantes de la biodiversidad, para tratar de formar una cultura ecológica entre nuestra población. Esta preocupación ha llevado al correo mexicano a plasmar 345 especies de la fauna y 60 de la flora de nuestro país, habiéndose elaborado tres planillas. En una de ellas: “Conservemos las Especies de México” se hace alusión a varios insectos.

Para más información

Gómez, B., y Junghans, C. (2002). Los Scarabaeoidea (Insecta: Coleoptera) en la filatelia. Cuadernos de biodiversidad, 11: 10-14.

Gómez, B., Domínguez, M. R. y Junghans, C. (2015). Las cucarachas (Blattodea) representadas en los sellos postales (entomofilatelia). Castaño-Meneses, G. & JL Navarrete-Heredia (coords.) Avances en la Entomología Cultural Mexicana. UNAM-CUCB: Universidad de Guadalajara. Guadalajara, México. Pp. 77-82.

Díaz, J. A. L., y Gómez, B. (2020). Los Odonata (Insecta) en la entomofilatelia. Dugesiana 27(1): 3-10.

Baltazar, E. H., y Gómez, B. (2019). Los Mantodea en la filatelia (Insecta: Dictyoptera). Dugesiana 26(2): 71-76.

https://www.coleccionarsellos.com/filatelia

“La opinión es responsabilidad de los autores y no representa una postura institucional”

1. Red de Ecoetología, Inecol. 

2. El Colegio de la Frontera Sur, Unidad San Cristóbal de las Casas

TEXTO PUBLICADO EN https://www.cronica.com.mx/academia/insectos-timbres-postales.html

PUBLICACIONES RELACIONDAS https://elportal.mx/salud-y-ciencia/inecol_es_ciencia/los-insectos-y-los-timbres-postales/

Compártenos en tu:

Conoce más

Integrando saberes campesinos y ciencia para la sustentabilidad del suelo

La araña de los labios rojos

Niñas, niños y adolescentes en la zafra mexicana: ¿cuáles derechos?

El límite arbóreo de la Malinche: el pino de las alturas y sus amenazas