Las reservas marinas mitigan los efectos del cambio climático

Un grupo de investigadores internacionales entre los que se encuentra Andrea Sáenz-Arroyo, investigadora del Departamento de Conservación de la Biodiversidad de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), publicaron este 5 de junio en la revista Proceeding of the National Academy of Science (PNAS), una síntesis que evidencia cómo las reservas marinas pueden contribuir a mitigar los efectos del cambio climático: Marine reserves can mitigate and promote adaptation to climate change.

Los autores destacan cómo las reservas marinas bien manejadas pueden ayudar a los ecosistemas marinos y a las personas a adaptarse a cinco impactos prominentes del cambio climático, acidificación, aumento del nivel del mar, intensificación de las tormentas, cambios en la distribución de especies y disminución de la productividad y disponibilidad de oxígeno, así como sus efectos acumulativos.

El artículo indica que las reservas son un depósito de diversidad genética que permiten que organismos resistentes a las nuevas condiciones climáticas sobrevivan sin ser seleccionados por alguna otra actividad como la pesca.

Las reservas marinas también ayudarían a asegurar una gestión adecuada tanto en aguas nacionales como fuera de la jurisdicción nacional y a proteger los muchos beneficios económicos y sociales que derivan de los ecosistemas marinos.

Por otro lado, los científicos expresan que si las reservas son diseñadas tomando en cuenta la conectividad de los ecosistemas e incluyen sistemas costeros como pastos marinos, manglares u otro tipo de vegetación costera y riparia representan importantes depositarios de dióxido de carbono CO2.

En términos de seguridad alimentaria, si las reservas están bien conectadas y realizadas con participación de los usuarios, permiten tener un reservorio de proteína, sustento de numerosas poblaciones costeras del mundo. Esto entre ocho posibles fuentes de mitigación que se señalan en el estudio y que se pueden consultar específicamente en la siguiente imagen.

El estudio completo se puede encontrar en la pagina de PNA en el siguiente enlace:

http://www.pnas.org/content/early/2017/05/31/1701262114.full