La Unidad Villahermosa y el IEM ofrecen plática Sobre nuevas masculinidades

La Dirección de la Unidad Villahermosa de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), el Comité de Ética y Prevención de Conflictos de Interés (CEPCI) y El Instituto Estatal de las Mujeres (IEM), ofrecieron la plática “Nuevas Masculinidades”, en el Centro de aprendizaje de la Unidad Villahermosa, dirigida al público masculino.

Esta actividad se realizó el 30 de agosto del 2018,  como parte de las actividades que realiza el CEPCI para sensibilizar a los servidores públicos y con ello buscar que se conduzcan con respeto, tolerancia e igualdad entre los géneros, en su actividad laboral.

La plática fue impartida por los Psicólogos Gustavo Córdova Nuño e Iván Hernández Aguilar, del IEM del estado de Tabasco, y contó con la participación de dieciséis compañeros de la comunidad ecosureña, provenientes de diversas áreas como intendencia, jardinería, servicios generales, posgrado, administración e investigación.

Los facilitadores resaltaron que la masculinidad es la forma en la que los hombres han sido criados y educados, e incluye la manera de pensar, de sentir y comportarse, así como la forma en que nos relacionamos con las mujeres y otros hombres. Asimismo, se hizo hincapié en que la construcción de la masculinidad se inicia apenas el recién nacido es identificado por sus genitales como varón, pues la sociedad se pone en movimiento para inculcarle lo que se entiende por ser varón, alentándole algunos comportamientos y reprimiéndole otros.

Los psicólogos también destacaron la importancia del rol como normas y expectativas de comportamiento de lo femenino y de lo masculino: lo que realizo, cómo describo y hasta defino mi ser. Estos roles de género, se enseñan desde la infancia, desde el momento en que la o el bebé nace, se decora la habitación y se le viste de colores identificados con su género. Así, no únicamente se le enseñan los roles a través de los colores a quien acaba de nacer, sino a todos los que le rodean; luego, pasado el tiempo, sus juguetes le encaminan a lo que será su desempeño a futuro, de acuerdo a las expectativas de la madre y el padre.

Seguidamente, hablaron de los estereotipos definidos como las expectativas de comportamiento generadas en los roles, pues las personas con esta información generan estereotipos de género; estos se refieren a las creencias y atribuciones sobre cómo debe ser y cómo debe comportarse cada género. Con frecuencia son simplificaciones excesivas que reflejan prejuicios, clichés e ideas preconcebidas.

Cabe destacar que durante el desarrollo de los temas de esta plática hubo una genuina participación de los asistentes, quienes desde su experiencia reflexionaron acerca de la importancia de construir procesos de equidad y democracia de género, y que además se puedan prevenir y erradicar todas las formas de violencia y discriminación hacia las mujeres, hacia los niños, niñas, adolescentes, otros hombres, y hacia la naturaleza. También se expresó que estos temas requieren de una mayor difusión, pues varios de los asistentes expresaron no tener idea de que en el IEM se atendiera al sexo masculino a través de talleres, ayuda y atención a casos.