Realizan II Foro de Conservación de Psitácidos en la Selva Lacandona

Con el propósito de analizar las experiencias orientadas a la conservación de los Psitácidos para diseñar estrategias para su conservación, con participación intersectorial, se inauguró el 24 de octubre en las instalaciones de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), en San Cristóbal de Las Casas, el 2° Foro de “Diseño de Estrategias para la Conservación de los Psitácidos en la Selva Lacandona”.

Lorena Ruiz Montoya, directora de la Unidad San Cristóbal de ECOSUR, dio la bienvenida a los asistentes y expresó su gratitud al elegir a la institución como sede de este foro.

Manuel Lemus Kourchenko, director del Instituto para el Desarrollo Humano Espacios y Conectividad A.C (IDHEC), señaló que el foro se realiza en el marco de la Semana Nacional de Conservación de la Biodiversidad, del 22 al 26 de octubre, con el propósito de entender, monitorear y poder conservar a los Psitácidos -pericos, cotorros, guacamayas, papagayos o loros- en las áreas de flora y fauna de Naha-Metzabok, como indicadores Biológicos de los cambios ambientales.

“Los Psitácidos, son una familia de aves con una distribución Pantropical; que son las zonas tropicales del planeta. Sin embargo, también, es la familia de aves más amenazada, debido a la pérdida de los ambientes naturales y la comercialización ilegal. En México concurren 22 especies de esta familia de las cuales 12 están en el estado de Chiapas y en Naha-Metzabok hay 7 especies”, puntualizó.

Por su parte, el Diputado Juan Salvador Camacho, presidente de la Comisión de Ecología y Cambio Climático del Congreso del Estado de Chiapas, además de inaugurar el evento, resaltó la importancia que tiene este foro para la Conservación de Psitácidos en la Selva Lacandona.

Posterior a la inauguración, comenzó el ciclo de conferencias, donde Ricardo Hernández, secretario de Medio Ambiente e Historia Natural del Estado de Chiapas, señaló que la Selva Lacandona genera cerca del 30% del caudal de agua dulce que alimenta las cuencas más importantes de México. De esta región se capta carbono, se genera oxígeno, hay retención de agua, se regulan las inundaciones y el clima, además de que genera nutrientes muy importantes para la productividad agrícola y costera de Chiapas, Tabasco y Campeche.

“La selva lacandona es parte de lo que conocíamos como el Gran Arco de la Selva Maya, la cual era un continuo de vegetación integrada por Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Tabasco, Guatemala y Honduras. Ésta región contaba con un extenso macizo de vegetación extremadamente grande que albergaba una gran cantidad de especies endémicas, amenazadas o en peligro de extinción, pero que gracias a la existencia de esta región selvática, y por su ubicación geográfica, prácticamente existe una compleja combinación de especies del hemisferio sur y del hemisferio norte, y es en ésta región en donde se concentran una gran cantidad de especies que están en algún estatus para la conservación”, mencionó.

La Selva Maya comprende parte del territorio de Belice, el norte de Guatemala y el sureste de México, representa uno de los sistemas ecológicos de mayor importancia a nivel global. Es considerado el bosque tropical más extenso en Mesoamérica y cuenta con una superficie mayor a los cuatro millones de hectáreas como área natural protegida, como: Calakmul, la Selva Lacandona, Peten, Laguna del Tigre y Sierra del Lacandón, entre otras.

Puntualizó: “Si logramos la conservación de estos espacios, también estamos garantizando la preservación de las especies que habitan estos lugares. El 25% del territorio mexicano es lo que conocemos como Selva Lacandona y alberga poco más del 20% de la biodiversidad del país, la existencia de 2,723 especies de plantas y animales representa el 6.3% de las 42,756 que se estiman concurren en la región. Por eso es sumamente requerido e importante lograr hacer la conservación de estos espacios”.

La riqueza de especies de la Selva Lacandona hace evidente considerar que aun cuando la región representa menos del 4% de la superficie de Chiapas, en ella se ha registrado más del 46% de los vertebrados, 60% de mariposas y 50% de las plantas conocidas para todo el estado.

En la ponencia “Resultados del monitoreo de Amazona Farinosa en las Áreas de Protección de flora y fauna de Naha-Metzabok”, dictada por José Luis Rangel, investigador del Departamento de Conservación de la Biodiversidad de ECOSUR, y Manuel Lemus Kourchenko, director del IDHEC, mencionaron que Amazona farinosa es una especie de ave de la familia de los loros (Psittacidae) ampliamente distribuida desde Sudamérica, América Central y México, la cual se encuentra en una situación crítica pues son de las más amenazadas debido a que es de las especies más carismáticas que existen y que han tenido una relación milenaria con los seres humanos.

A través del monitoreo en Naha-Metzabok se han detectado indicios de que Amazona Farinosa es una especie migratoria intratropical puesto que se tiene registros de ella en esta zona durante el periodo de julio a diciembre.

Las ponencias dictadas en este  evento fueron: Contexto ambiental de la Selva Lacandona; Experiencias del Manejo de los Psitácidos en el Zoomat; Introducción a las Áreas de protección de flora y fauna de Naha y Metzabok; Experiencia de los Lacandones en la conservación de la Biodiversidad; Conservación de la Guacamaya Roja en Chajul; Problemática en torno a la conservación de los Psitácidos; Liberación y reintroducción de Ara Macao Cyanoptera, ave nacional de Honduras, en la región de Copán Ruinas e Islas de la Bahía;  Resultados del monitoreo de Amazona Farinosa en las Áreas de Protección de flora y fauna de Naha-Metzabok; Programa de monitoreo comunitario para la conservación de la Guacamaya Verde en Querétaro; Acciones para la conservación del Loro Nuca Amarilla y otros Psitácidos en la región del Tacana; y Conservación de la Guacamaya Verde en México y fortalecimiento de grupos de investigación.

El evento fue coordinado por la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), el Instituto para el desarrollo Humano Espacios y Conectividad Samuel Ruiz A.C. (IDHEC), El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) y las Áreas de Protección de Flora y Fauna Naha y Metzabok.