Formalizan ECOSUR, CMCJ y CLAC trabajo colaborativo a favor del comercio justo

El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), que ha trabajado desde sus comienzos, por más de 40 años, en la investigación en diferentes tópicos socioambientales conjuntamente con productores, organizaciones y sociedad civil, formalizó su compromiso de colaboración con estos organismos a través de un convenio que suscribió con la Coordinadora  Mexicana de Pequeños Productores de Comercio Justo A.C  (CMCJ) y la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo (CLAC).

Los que suscriben este convenio aseguraron que permitirá incidir en la mejora de políticas públicas que favorezcan la cafeticultura, apicultura y otras actividades con el sello de comercio justo en el sureste de México, Centroamérica y el Caribe.

En su participación en este evento protocolario, el director general de ECOSUR, Mario González Espinosa señaló que “el ámbito del comercio justo implica, precisamente, la justicia hacia quienes participan y la justicia con respecto al medio ambiente”, en el entendido de que el comercio justo es un movimiento social global que promueve el desarrollo para los pequeños agricultores, campesinos  y artesanos en desventaja económica y social respecto a los actores dominantes en el mercado.

El titular de ECOSUR manifestó que con este convenio se formaliza, no solo el compromiso de trabajar a favor de los sistemas biofísicos, sino que se refrenda el trabajo colaborativo hacia los sectores agrícolas que se relacionan con el desarrollo de los sistemas socioecológicos y culturales de la frontera sur del país.

Por su parte, Xiomara Jaqueline Paredes, directora de la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo (CLAC), expresó que la alianza entre productores y la academia significa un gran logro porque “el comercio justo es una herramienta eficaz y poderosa para eliminar la pobreza y para acortar la brecha de la inequidad que existe en América Latina y El Caribe”.

Xiomara Paredes señaló que la CLAC, con 800 organizaciones en 24 países, 70 de las cuales se ubican en México; espera que a partir de los aportaciones académicas los productores logren ser más competitivos, productivos y comerciales, así como más resilientes ante las afectaciones del cambio climático y hacia políticas públicas poco favorables.

“Trabajando unidos y en alianza podemos llegar más lejos. Acercar la academia hacia el pequeño productor, para que el conocimiento empírico se convierta conocimiento científico con el fin de crear mayor conciencia sobre el consumo local”, expresó.

Por su parte, Luis Martínez Villanueva, secretario ejecutivo de la Coordinadora Mexicana del Pequeños Productores de Comercio Justo A.C., destacó la importancia del consumo de productos locales con el sello de Calidad de Comercio Justo, el cual “no es caridad sino calidad”, por lo que manifestó la pertinencia de establecer estrategias para que los pequeños productores logren enfrentar grandes retos sociales, políticos, económicos y ambientales.

Obiemar Balente Herrera Hernández, coordinador del Grupo de Investigación de ECOSUR en Zonas Cafetaleras (GIEZCA), destacó que la producción de café a escala nacional “es igual o más importante  que la industria automotriz, pues genera 3 millones de empleos directos al año” y que “Chiapas es el mayor productor de café en el país”.

Por su parte, Juan Francisco Barrera, director académico de ECOSUR, destacó que la firma del convenio implica también la posibilidad de colaboración con los 26 centros CONACYT, y de manera particular con los centros de la coordinación III que se especializan en alimentos, salud y medio ambiente.

Al finalizar, la directora de Vinculación de ECOSUR, Cristina Guerrero Jiménez dio lectura a la Declaratoria institucional a favor del Comercio Justo de parte de ECOSUR, en la cual la institución se compromete, entre varios puntos, a crear conciencia sobre la práctica, beneficios y resultados del comercio justo, a realizar actividades de extensión y vinculación con organizaciones de pequeños productores y la promoción del comercio justo entre otras organizaciones.

Fotografía: Marco Girón