Exponen trabajo sobre conectividad entre agroindustrias y movilidad laboral en el sur de México

El 9 de noviembre, en la Unidad Villahermosa de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), se llevó a cabo el seminario institucional de “Conectividad socioambiental transfronteriza: Agroindustrias y movilidad laboral en el sur de Mexico”, por Martha García Ortega, investigadora adscrita al grupo de Estudios de Migración y Procesos Transfronterizos, en la Unidad Chetumal.

García Ortega identificó los elementos relacionados entre los sistemas agroindustriales con los migratorios asociados a estos enclaves que, en el caso de la frontera sur, extiende sus interrelaciones con Guatemala y Belice donde se han desarrollado históricamente dos cultivos de relevancia, la caña y el café.

La investigadora de ECOSUR enfatizó la estrecha relación entre estos dos productos y la conectividad que existe entre ellos, desde la producción hasta su relación sociocultural.

Mencionó que de 2007 a 2016, más de 10 mil trabajadores agrícolas laboraron en los cañales y cafetales, provocando un movimiento migratorio fronterizo en la cosecha de cada producto entre México, Guatemala y Belice.

La información de este estudio forma parte de una amplia investigación de más de siete años, en las regiones cañeras y más recientemente en cafetaleras del sureste, a través de un enfoque antropológico.