ECOSUR participa en la conservación de la diversidad de maíz nativo en la región de los Petenes, Campeche

En el sureste mexicano y en especial en el campo campechano se refleja el rezago, la pobreza y la marginación de los pueblos indígenas mayas ubicados en el área de la Reserva de la Biosfera Los Petenes (RBLP). La base de alimentación de los pueblos de esta región aun es el consumo del maíz.

El cultivo del maíz nativo cada vez pierde importancia por las condiciones socioeconómica de la familia maya, el aumento de la explotación extensiva del maíz mejorado, también lo afecta el cambio climático por la errática temporada de lluvias y, el poco incentivo de las políticas públicas.

El Departamento de Agricultura Sociedad y Ambiente de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) en la Unidad Regional Campeche, a través del Grupo Académico de Estudios Socio Ambientales y Gestión Territorial, realizó el pasado 24 de octubre un recorrido informativo y demostrativo en algunos predios de milpa en compañía de campesinos pertenecientes a la  Sociedad de Producción Rural (SPR) “Sabana de Descanso” e integrantes del ejido con representantes del Comisariado Ejidal correspondientes al municipio de Hecelchakan, Campeche.

El objetivo de este recorrido-demostrativo in situ en la milpa fue mostrar e informar sobre los trabajos que se están realizando para el cuidado y la conservación del maíz nativo, además de involucrar a los productores y familiares para fomentar y evitar la pérdida de las tradiciones y costumbres de las comunidades del pueblo Maya.

 

Juan Manuel Pat Fernández, coordinador de la investigación socio ambiental y agroecológica de la milpa en la región de los Petenes, e integrantes del Grupo Académico: Francisco Guízar Vázquez, Lucio Pat Fernández y Pablo Bahena Hernández, con la participación de Victoria Caamal Cahuich, traductora maya hablante; alumnos de licenciatura del Instituto Tecnológico Superior de Calkiní en el Estado de Campeche y estudiantes de la maestría y doctorado de ECOSUR, participaron en el desarrollo del evento de demostración de la diversidad de maíces nativos.

En el transcurso del evento todos los participantes degustaron el aak’ sa’ (atole nuevo), saka’ (bebida sagrada que se ofrenda a los dioses) y chakbí nal (elotes tiernos cocidos) elaborados con diferentes tipos de maíz nativo.

En base a la colección de la diversidad de maíces nativos en las comunidades aledañas a la RBLP durante más de cuatro años, se han establecido parcelas para caracterizarlas fenotípicamente. Se han logrado rescatar y cultivar trece variedades locales de maíz: K´an nal teel, Sak nal tel, X mejen nal, Sak tux, San Pableño, Chak cho’, Malayo, Dzit bakal, Eek’ ju, K’an xnuk nal, Sak xnuk nal, Tuxpeño y Wo’ nal, este último fue difícil encontrarla.

Por lo tanto, la finalidad de este trabajo fue difundir la importancia de la conservación y rescate de semillas de este alimento tan primordial para las comunidades y la sociedad en general. El nuevo paradigma por enfrentar es el reto de combinar estrategias de conservación in situ y aprovechamiento de maíz nativo que constituye la base de la alimentación del pueblo mexicano. Debemos de sumar esfuerzo de las diferentes instancias gubernamentales, así como, las asociaciones civiles e instituciones de investigación y académicas.