Se gradúa primera generación del diplomado “Alimentación, comunidad y aprendizaje”

24 docentes de distintos niveles educativos, así como educadores de organizaciones de la sociedad civil y de proyectos independientes comunitarios interesados en los sistemas alimentarios se graduaron el domingo 14 de mayo del diplomado “Alimentación, comunidad y aprendizaje”, del programa Laboratorios para la Vida (LabVida).

Helda Morales, investigadora del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), organizadora del diplomado junto con Bruce Ferguson, investigador del mismo departamento, indicó que el objetivo del diplomado consiste en alcanzar la masificación de la agroecología y los sistemas alimentarios sustentables, mejorar la enseñanza de la ciencia y revalorar los saberes locales.

“El diplomado pretende impactar en los conocimientos teórico-prácticos en agroecología y la salud alimentaria, se desarrollan herramientas para el diagnóstico de los sistemas agroalimentarios y la experimentación, se promueve la capacidad de planear y desarrollar actividades educativas que parten de las actividades prácticas en los sistemas agroalimentarios locales, se genera mayor relevancia pedagógica a través del constructivismo, el trabajo en equipo y la investigación-acción participativa”, expresó.

Por medio de conferencias, talleres, trabajo práctico en el huerto y en la cocina, y un proyecto de investigación-acción, las maestras y maestros realizaron con su comunidad  estudiantil un diagnóstico participativo de su sistema alimentario, el cual les permitió reflexionar y buscar soluciones con sus propias comunidades a los problemas encontrados.

En su diagnóstico, los docentes descubrieron que en general, sus estudiantes se alimentan sanamente en sus hogares y que en la mayoría de los casos tienen una dieta basada en la milpa, y reconocieron que el problema de la alimentación surge en la escuela —desde el jardín de niños hasta la universidad— porque ahí consumen alimentos altamente industrializados y con altos contenidos de azúcar.

Ante esta situación, los docentes presentaron los resultados del diagnóstico alimentario y algunos planes para mejorar su sistema alimentario, entre los que destacan la creación de una tienda-cooperativa de venta de productos ricos y sanos manejada por los estudiantes de la preparatoria de Mitontic, taller de meriendas sanas y sustentables para familias del jardín de niños de Ocosingo y el estableciemiento de un huerto escolar en una primaria de la periferia de San Cristóbal de Las Casas.

Esta primera generación que egresó del diplomado, que inició en julio del 2016, estuvo conformada por docentes que trabajan en organizaciones o escuelas de los municipios de San Cristóbal de Las Casas, Amatenango del Valle, Aguacatenango, Las Margaritas, Amatenango de la Frontera, Tenejapa, San Juan Cancuc, Pantelhó, Ocosingo, Tila, Zinacantan, Tzimol, Mitontic, Teopisca y Aldama; tuvo una duración de 140 horas y se realizó durante los fines de semana.

LabVida es un programa conformado por personal académico de ECOSUR y del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México, que se dedica a la investigación-acción en torno a los huertos escolares y la alimentación consciente. Impulsan diplomados y talleres de formación a docentes interesados en utilizar los sistemas alimentarios como una herramienta pedagógica.

En LabVida y en el diplomado participan Bruce Ferguson y Helda Morales, de ECOSUR; Ronald Nigh, del CIESAS; Kimberly Chung, de Michigan State, y el personal del proyecto de ECOSUR LabVida: Isabel Reyes Posadas, Mercedes Cristóbal Pintado, Nancy Serrano, Ruve Culej, Amparo Perez Hernández y Alejandra Maldonado, quienes impartieron las conferencias, talleres y prácticas.

La segunda generación del diplomado “Alimentación, comunidad y aprendizaje” iniciará actividades el 24 de julio de este año.

Más información:

Laboratorios para la Vida (LabVida)

Fotos: LabVida