el colegio de la frontera sur

Skip to main content
Descubren en Chetumal el segundo agujero azul más profundo del mundo

Descubren en Chetumal el segundo agujero azul más profundo del mundo

27 febrero, 2023

Convocatoria cerrada

Científicos del Ecosur lo nombraron Taam Ja’, que es la expresión en lengua maya para referirse a “agua profunda” · Tiene 274 metros de profundidad

La superficie del agujero azul mide más de 13 mil metros cuadrados y su estudio se apoyó en el conocimiento de pescadores de la zona.
 

Un agujero azul en el suelo marino de la Bahía de Chetumal, México, que mide 274 metros de profundidad y 13 mil 690 metros cuadrados de superficie, fue documentado y reportado por científicos de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), en la edición más reciente de la revista “Frontiers in Marine Science”. El lugar recibió el nombre de Agujero azul Taam Ja’, que es la expresión en lengua maya para referirse a Agua profunda.

A diferencia de las fosas marinas y de los abismos marinos, que se forman por movimientos de placas tectónicas y llegan a medir hasta 11 mil metros de profundidad, los agujeros azules se forman paulatinamente a lo largo de siglos y milenios, debido al movimiento de entrada y salida de agua marina sobre suelos formados por roca caliza, como la que abunda en la Península de Yucatán y sus alrededores. El nombre científico de esas estructuras es Formaciones kársticas costeras.

Por esta clasificación, dentro del conjunto de los Agujeros azules conocidos en todo el mundo, el recién reportado en Chetumal es el segundo más profundo, después del agujero azul Sansha Yongle en China, que mide 300 metros de profundidad.

La investigación del agujero azul se realizó mediante buceo, ecosondas, perfiladores CTD y la recolección de muestras de agua.

TESORO DE INFORMACIÓN.

El artículo donde se reportan los nuevos datos del agujero azul en Bahía de Chetumal fue firmado por seis investigadores: Juan Alcérreca Huerta, Teresa Álvarez Legorreta, Laura Carrillo, Laura Flórez Franco, Óscar Reyes Mendoza y Joan Sánchez Sánchez. Todos ellos trabajan en la Unidad Chetumal de ECOSUR; algunos en el Departamento de Observación y Estudios de la Tierra, la Atmósfera y el Océano, y otros en el Departamento de Ciencias de la Sustentabilidad.

El texto completo se puede leer en la dirección: https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fmars.2023.1141160/full

Los científicos explican en su artículo que las formaciones kársticas costeras han sido poco exploradas por la comunidad mundial de investigación científica marina y ellos decidieron poner en marcha este proyecto a partir de conocimiento proporcionado por pescadores de la zona, junto con investigación científica previa sobre las formaciones kársticas.

“Esto nos llevó a explorar las características geomorfométricas y fisicoquímicas de un agujero azul sumergido en el gran estuario tropical de la Bahía de Chetumal, en la costa sureste de la Península de Yucatán, México”, explican en el artículo publicado por “Frontiers in Marine Science”. “A diferencia de la conocida literatura sobre cenotes en la Península de Yucatán, no se hacen referencias a los agujeros azules de la región. El muestreo e investigación del agujero azul se realizó en septiembre de 2021 mediante buceo, ecosondas, perfiladores CTD y la recolección de muestras de agua”.

GRAN CONO.

El Agujero azul Taam ja’ tiene una forma casi circular en su superficie, abarcando un área aproximada de 13 mil 690 metros cuadrados (comparable con la superficie de dos campos de futbol profesional). Los lados del agujero azul son empinados, con pendientes de 80 grados que forman la estructura de un gran cono cubierto por biopelículas, sedimentos, piedra caliza y salientes de yeso.

La boca del agujero azul inicia a una profundidad de entre 4.5 y 5 metros bajo el nivel del mar, en la que las propiedades del agua cambian significativamente con gradientes de temperatura y salinidad.

Los investigadores analizaron los cambios en el agua a diferentes profundidades y reportaron perfiles hidrográficos que muestran una columna de agua estratificada dentro del agujero azul que consiste en una capa con muy bajo oxígeno o hipóxica (entre los 5 y los 20 metros bajo el nivel del mar); luego una capa llamada quimioclina, donde se encuentran masas de agua con diferentes propiedades de salinidad y oxígeno (entre los 50 metros y 80 metros bajo el nivel del mar) y más abajo una capa donde el oxígeno disuelto está agotado y es llamada capa anóxica (por debajo de los 110 metros bajo el nivel del mar).

La disolución de piedra caliza forma Agujeros azules

Los agujeros azules, las cuevas submarinas y los sumideros son características comunes en las plataformas kársticas costeras de todo el mundo, incluidos el Mar Caribe y la Península de Yucatán. Los sistemas kársticos se forman a partir de la disolución de la piedra caliza. Las repetidas inundaciones y drenajes por oscilaciones del nivel del mar, combinados con la mayor salinidad de las aguas costeras mejoraron el desarrollo de formaciones kársticas, como el extenso sistema de cuevas submarinas o los numerosos cenotes a lo largo de la costa caribeña mexicana. Del mismo modo, se han desarrollado agujeros azules grandes y profundos en todo el mundo.

ANTIMIO CRUZ

NOTA PUBLICADA EN: https://www.cronica.com.mx/academia/descubren-chetumal-segundo-agujero-azul-profundo-mundo.html

Compártenos en tu:

Conoce más

ECOSUR cancela la convocatoria del programa Maestría en Ecología Internacional  2024-2026

Pablo Liedo es reconocido como Investigador Nacional Emérito por el CONAHCyT

Karime Unda Harp obtiene el grado de Doctora en Ciencias con la tesis denominada “La relación humano-rapaz desde una perspectiva socioecológica en un paisaje con diversos grados de disturbio en la Riviera Maya, Quintana Roo, México.”

Presentan libro a A toda teta en la FIL del Palacio de Minería