Con el tema del agua inicia el seminario institucional de la Unidad Villahermosa en su edición 2021

Con la charla “Caudales ecológicos climáticamente resilientes: desafíos de evaluación e implementación inteligente” a cargo del doctor Sergio A. Salinas Rodríguez, la Unidad Villahermosa abrió la edición 2021 de sus seminarios institucionales el pasado 25 de febrero. Con este seminario se dio la bienvenida al Dr. Salinas, como investigador asociado en el grupo académico de Manejo de Cuencas y Zonaz Costeras de ECOSUR en dicha unidad.

Sergio comenzó su charla comentando que a todas las personas nos une el reconocimiento de que el agua es fuente de vida, independientemente de donde estemos parados. “El agua es fundamental en todos los ámbitos de la vida y tiene un régimen de caudales en los ríos, que se puede decir que es una especie de pulso del planeta, este régimen sostiene procesos y funciones ecológicas y la integridad general o salud del ecosistema que provee todos los servicios ecosistémicos de los que nos beneficiamos”.

En el seminario se abordó el papel que juega la ciencia ambiental del agua y la ecohidrología para la evaluación de las necesidades hídricas del ambiente en el contexto de un clima cambiante. Se tocaron aspectos teóricos sobre las consecuencias ecológicas por la alteración al régimen de caudales en ríos o variación de niveles en humedales, así también se vio cómo se suele abordar la pregunta de cuánta agua requiere el ambiente, el caso de México que eligió por un camino de asignación preventiva de agua para protección ecológica, los desafíos de evaluación (de la ciencia a la práctica) con el caso del río Usumacinta en Catazajá, así como las perspectivas y retos a corto, mediano y largo plazo.

De toda el agua que se precipita, 73% regresa a la atmósfera mediante evapotranspiración, 22% escurre por la superficie de la tierra y 5% se infiltra al subsuelo. Se calcula que del total del agua en el planeta, menos del 0.05% está disponible para uso humano. La circulación de esta agua en el planeta sostiene los procesos y funciones ecológicas que dan soporte a los servicios ecosistémicos de los que nos beneficiamos.

El hombre, por milenios, la ha utilizado para la prosperidad de los pueblos que incluye el uso personal y doméstico. No obstante, en los últimos ~250 años, el desarrollo de infraestructura ha sido promovido para lograr mayores usos del agua para la producción masiva de alimentos, la industria y, más recientemente, para la generación de energía.

Los patrones de uso alcanzados a través de este desarrollo han tenido un costo sin precentes: tan solo en las últimas cuatro décadas hemos perdido +80% de la biodiversidad dulciacuícola, cerca del 40% de la abundancia de especies dependientes de humedales y la conectividad 2/3 partes de los grandes ríos del mundo (>1000 km). Paradójicamente, hoy padecemos de una gran crisis hídrica: 2/3 partes de la población humana experimenta severos eventos de escaces al menos dos meses al año, la demanda global actual de agua se espera que incremente ~55% para 2050 y, por si fuera poco, si hay un medio sobre el cual el cambio climático tiene un impacto, es al agua.

El seminario tuvo por objetivo provocar discusión y reflexión para fomentar la colaboración entre especialistas de nuestra comunidad para el beneficio de la sociedad.

Si no tuviste la oportunidad de verlo, te invitamos a visitar la página de Facebook de la Unidad Villahermosa en donde el video está disponible, así como también puedes darle me gusta a la página que es desde donde transmitimos los seminarios, para que no te pierdas el que sea de tu interés.