Presentan ponencia sobre comorbilidades entre las enfermedades crónicas y emergentes

En el marco de las XX Jornadas Médicas “Prevención, tratamiento e impacto de las enfermedades crónicas en México”, realizadas en el Centro de Convenciones “Dr. Manuel Velasco Suárez” de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), César Antonio Irecta Nájera, investigador del Departamento de Salud de El Colegio de la Frontera Sur y Roberto Navarro López, investigador en enfermedades Exóticas y Emergentes del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) presentaron la ponencia “Comorbilidades entre las enfermedades crónicas y emergentes”.

En la exposición conjunta se abordó la importancia de las enfermedades emergentes a través del tiempo, recordando los grandes costos humanos que han tenido, desde brotes epidémicos de la peste negra hasta los brotes recientes de ébola.

Explicaron que las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) hoy producen 40 millones de muertes al año a escala mundial, lo que equivale al 70% de las muertes que ocurren en el mundo, desplazando a las muertes causadas por agentes infecciosos.

Asimismo, que las enfermedades, por su origen, abordajes y tratamiento son distintas aunque reconocieron que la recuperación, cronicidad y severidad de las enfermedades infecciosas en pacientes con problemas metabólicos tienen un peor pronóstico y que pocos estudios analizan la sinergia entre ambas patologías y emiten recomendaciones para ser tratadas.

Ante el reto de salud que afronta el país por las altas prevalencias de ECNT como sobrepeso, obesidad, diabetes, síndrome metabólico, pislipidemias y los recientes brotes de enfermedades emergentes como chikungunya y zika en la región sureste del país, surgen algunas preguntas como qué panorama podemos esperar entre la recuperación y complicaciones de estas enfermedades y qué patrón clínico tienen estos pacientes, así como si el tratamiento debe ser integral con la misma prioridad para ambas patologías asociadas.

 Los investigadores coinciden en que se desconocen esas cuestiones y que es necesario realizar estudios al respecto.

Las XX Jornadas Médicas se realizaron el 24 y 25 de agosto con motivo del 36 aniversario del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (Isstech), y se contó con la asistencia de 550 participantes, entre profesionales, especialistas, pasantes y estudiantes de medicina.

Realizan primera reunión de proyecto para el control integrado de mosquitos transmisores de enfermedades

El 3 de octubre del presente año, se llevó a cabo la primera reunión del proyecto Multidisciplinario Transversal “Desarrollo de tecnología para el manejo integral de mosquitos vectores de dengue, chikungunya y zika en Guatemala y México”, financiado por El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR).

Este proyecto nace en un contexto en el que México y América enfrentan tres enfermedades de importancia: el dengue, chikungunya y zika, que son transmitidas por el mismo vector, el mosquito Aedes aegypti, el cual es muy común en los asentamientos humanos y tiene una alta preferencia por alimentarse de sangre humana, picando a su huésped principalmente cuando se levanta y se mete el sol, haciendo honor a su nombre Aedes, que en griego significa “odioso”.

El control de este mosquito es un elemento clave para limitar la incidencia de estas enfermedades, para las cuales aún no hay vacunas comerciales disponibles. Sin embargo, hasta ahora, las técnicas usadas no han sido satisfactorias y estas enfermedades nos siguen afectando.

Investigadoras e investigadores de ECOSUR y otras instituciones de México y Guatemala proponen usar la Técnica del Insecto Estéril (TIE) para el manejo integral de estos mosquitos. Esta técnica ya está siendo usada con éxito para controlar plagas en América y otras partes del mundo, por lo que su uso parece muy prometedor para disminuir la densidad de estos mosquitos en los asentamientos humanos.

Este proyecto es coordinado por Ariane Dor, investigadora de Cátedras del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), adscrita al grupo Ecología de Artrópodos y Manejo de Plagas, en la línea de Entomología Médica, en la Unidad Tapachula. Participan los investigadores de ECOSUR, Pablo Liedo, Alfredo Castillo, Héctor Ochoa, Mercedes Castillo —quien colabora con la investigadora Krista Capps, de la Universidad de Georgia— y Dora Ramos, quienes son especialistas en diversos campos del proyecto, tantos sociales, epidemiológicos como entomológicos y sobre el uso de la TIE.

Participan también Guillermo Bond, Carlos Marina e Ildefonso Fernández, quienes son especialistas en entomología médica e investigadores del Centro Regional de Salud Pública que depende del Instituto Nacional de Salud Pública, quienes realizan un plan piloto de control de los mosquitos Aedes usando en particular la TIE, para lo cual reciben el  apoyo del CONACYT y la Agencia Internacional de Energía Atómica de la FAO.

Por Guatemala colaboran Pablo Rendón de la planta de producción de la mosca de la fruta del mediterráneo “El Pino” y Pamela Pennington de la Universidad del Valle de Guatemala (UVG).

La reunión del proyecto, llevada a cabo en Tapachula, duró tres días, en los que las investigadoras y los investigadores participantes se conocieron y definieron las acciones que realizarán para llevar el proyecto a cabo. Además, visitaron el centro de empaque y la planta de producción de moscas de la fruta de Metapa de Domínguez para conocer su funcionamiento, y el Centro Regional de Investigación de Salud Pública para ver cómo actualmente se están criando los mosquitos.

El proyecto MT que inició este 2016 concluirá en 2018, con una reunión anual para coordinar, presentar resultados y planificar las actividades por hacer; con el afán de informar y hacer participes del proyecto a las instancias gubernamentales de Salud Pública de México y Guatemala. De este modo, los tomadores de decisiones podrán decidir si incluir la TIE en su programa de manejo de vectores de enfermedades.

La segunda reunión se hará en Villahermosa, en donde se presentarán los resultados de la incidencia de las tres enfermedades en tres regiones —dos de México y una de Guatemala—, así como las respectivas abundancias de los mosquitos.

Asimismo se presentarán los resultados de los talleres participativos para limitar la pululación de los mosquitos en las casas. En el año 2018, en la ciudad de Guatemala, se tiene planeado presentar a las instituciones gubernamentales de México y Guatemala los resultados del impacto de la TIE en la abundancia de mosquitos.

Más información:
Ariane Dor
Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente
Grupo: Ecología de Artrópodos y Manejo de Plagas
Unidad: Tapachula
ador@ecosur.mx (ext. 5423)

IMG_3577 IMG_3565 IMG_3561