Liberación de Pancho el Manatí

28 de enero/ Cancún, Q. Roo.- “Pancho”, un manatí originario de Florida, detectado en aguas de la Laguna Macax, en Isla Mujeres, en noviembre del 2020, se encuentra en observación y monitoreo por parte de especialistas en mamíferos marinos, bajo la supervisión de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y se encuentra resguardado en la Tortugranja, localizada en Isla Mujeres.

Personal del Comité de Educación y Bienestar de la Asociación Mexicana de Hábitats para la Interacción y Protección de Mamíferos Marinos (AMHMAR), conjuntamente con la Dirección de Medio Ambiente de Isla Mujeres realizaron el traslado el pasado 26 de enero, para limpiar sus heridas, estudiar su comportamiento y, posteriormente, reintegrarlo al medio silvestre.

Identificado como “Pancho” en Florida, desde 1998, este manatí de aproximadamente 25 años pertenece a la especie Trinchechus manatus latirostris, y mide 328 centímetros, por lo que su tamaño es mayor a las especies mexicanas. Estos mamíferos marinos beben agua dulce y son hervíboros, por lo que no es conveniente que la gente los alimente.

Hasta 2012 traía la aleta caudal completa, pero ya en aguas mexicanas pescadores reportaron que presentaba marcas o cortes; los especialistas suponen que probablemente son producto del golpe de alguna embarcación. Se desconoce porqué siendo de Florida, llegó hasta las aguas de Isla Mujeres.

La movilización y resguardo del manati generó inquietudes entre pescadores y prestadores de servicios que ya convivían con el mamífero marino y lo alimentaban, lo que generó denuncias en redes sociales que denunciaron la presunta intención de haber restacado al animal para mantenerlo en cautiverio y luego explotarlo comercialmente.

Para dar su versión sobre la intervención, Benjamín Morales Vela, investigador especialista en mamíferos marinos del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), en Chetumal y el vicepresidente de la AMHMAR, Roberto Sánchez Okruscky, explicaron que la presencia de un manatí, originario de Florida, ofrece la oportunidad de ampliar los conocimientos sobre su conducta, con fines científicos y de preservación.

Por esta razón, Ecosur instalará un radiotransmisor satelital que ha sido diseñado para esta especie en específico.