Tesis sobre agrobiodiversidad de huertos familiares de ECOSUR recibe premio de SOMAS

La tesis “Cambios espacio-temporales en la agrobiodiversidad de huertos familiares en Tabasco”, de Andrea Alejandra Serrano Ysunza, estudiante graduada de la Maestría en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural con orientación en Gestión de ecosistemas y Territorios de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), obtuvo el tercer lugar en el Concurso Nacional de Tesis de Maestría, organizado por la Sociedad Mexicana de Agricultura Sostenible A.C. (SOMAS).

En su trabajo, Serrano Ysunza realizó un estudio longitudinal regional de los cambios en abundancia, riqueza y composición en 38 huertos distribuidos sobre las subregiones de costa, planicie fluvial y montaña en Tabasco, México. Analiza los cambios, la disminución u homogenización de especies que se están produciendo en los huertos.

A través de el análisis de la información de tres inventarios realizados en 2009, 2012 y 2015, la estudiante de ECOSUR identificó 164 especies sembradas, 74.39 % de las cuales son especies locales-nativas y neotropicales, mientras que 25.61 % son introducidas. Del total, 67 % de las especies se mantuvo constante y el 33 % restante se modificó a lo largo de los años de medición.

La estudiante de ECOSUR indicó que los huertos familiares individualmente son altamente dinámicos y que en conjuntos subregionales operan como conjuntos de conservación de agrobiodiversidad regional in situ. Sin embargo, identificó que debido a que en los huertos familiares se está prefiriendo cultivar especies comerciales, los huertos pueden dejar de contribuir a la conservación in situ de especies locales.

Andrea Alejandra Serrano Ysunza formó parte de la Generación 2014 – 2015 de la Unidad Villahermosa de ECOSUR y obtuvo el grado de maestra el 14 de abril de 2016, contando con un consejo titular integrado por los investigadores Johannes Cornelis van der Wal, como director de tesis, Alberto Gallardo Cruz, como codirector, Raúl Abel Vaca Genuit y Dora Elia Ramos Muñoz como asesores. Y como sinodales, Elda Miriam Aldasoro Maya, Bruce G. Ferguson y Fabien Charbonnier.

Puedes encontrar la tesis aquí.

SOMEC reconoce tesis de estudiante de ECOSUR

María Melina Arredondo, egresada de la Maestría en Ciencias de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), recibió una mención especial por su tesis “Conocimientos tradicionales locales y educación ambiental. Estudio comparativo en primarias oficiales y alternativas de Chiapas, México”, en el certamen convocado por la Sociedad Mexicana de Educación Comparada (SOMEC), a la mejor tesis de maestría en el campo de la Educación Internacional y Comparada, edición 2015-2016.

Este trabajo de tesis realizado como parte de su proceso de formación en la Maestría en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural documenta diferentes estrategias que se utilizan para abordar la temática ambiental en escuelas primarias de Chiapas.

Muestra cómo desde los libros de textos utilizados en las escuelas oficiales se contruyen espacios de reflexión sobre la naturaleza que están desvinculados de los contextos socioculturales y ambientales de los estudiantes, y que la priorización y manejo de conceptos científicos, la fragmentación de conocimientos por asignaturas desconectadas, y no considerar la diversidad ambiental, cultural y de saberes en los programas y materiales educativos, son algunas de las dificultades a las que se enfrentan los profesores para la inclusión de los conocimientos tradicionales locales en la impartición de temas ambientales.

Por otro lado, muestra que las escuelas alternativas ponderan la realidad socioambiental y cultural para propiciar el aprendizaje, valoración y amor hacia la naturaleza, por lo que propone reconocer la importancia de los conocimientos culturales de las niñas, los niños y sus familias para la educación ambiental.

A partir de un taller de naturaleza y uno de fotografía, en el que utilizó la técnica de fotovoz, Arredondo posibilitó que las niñas y los niños compartieran las representaciones que tienen sobre la naturaleza. La originalidad de la propuesta metodológica que combina diferentes herramientas para completar el estudio comparativo fue la base para que la egresada de ECOSUR recibiera este reconocimiento.

Su comité tutorial estuvo conformado por Antonio Saldívar Moreno, investigador del Departamento de Sociedad y Cultura, quien fungió como su director tesis; Fernando Limón Aguirre, investigador del mismo departamento, y Helda Morales, investigadora del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente, quienes fungieron como asesores.

La ceremonia de entrega de los premios SOMEC a Tesis de Posgrado 2015-2016 se llevó a cabo el pasado 12 de mayo, en el Salón de Actos de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el marco del III Encuentro de Educación Internacional y Comparada.

Más información: marredondo@ecosur.edu.mx

Maestría en Ciencias de ECOSUR es reconocida dentro del PNPC en el nivel de competencia internacional

El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) recibió el dictamen aprobatorio del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) para incorporar el programa de Maestría en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural en el nivel de competencia internacional.

Derivado de las recientes gestiones para renovación del registro de la Maestría en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural en el PNPC, que impulsan el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y la Subsecretaría de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública, se informó que la Maestría en Ciencias de ECOSUR ha sido aprobada al nivel de competencia internacional por un periodo de cinco años.

Cabe señalar que para lograr que un programa de posgrado ofrecido por las instituciones de educación superior o un centro de investigación sea reconocido, se llevan a cabo rigurosos procesos de evaluación por pares académicos y se otorga exclusivamente a los programas que muestran haber cumplido los más altos estándares de calidad y pertinencia.

Es por ello que los procesos de evaluación y seguimiento son componentes clave del PNPC para ofrecer a estudiantes, instituciones académicas, sector productivo y a la sociedad en general, información y garantía sobre la calidad y pertinencia de los posgrados reconocidos.

Los programas que resultan aprobados en el proceso de la evaluación académica se  integran en el Padrón del Programa Nacional de Posgrados de Calidad y está conformado por cuatro niveles competencia internacional, consolidados, en desarrollo y de reciente creación.

El nivel competencia internacional se integra con programas que tienen colaboraciones en el ámbito internacional a través de convenios que incluyen la movilidad de estudiantes y profesores, la codirección de tesis y proyectos de investigación conjuntos.

Es importante destacar este logro como resultado del trabajo en equipo realizado por todas las áreas de trabajo que integran la institución.

Más información sobre el PNPC: http://www.conacyt.mx/index.php/becas-y-posgrados/programa-nacional-de-posgrados-de-calidad

Participa ECOSUR en la 18ª Feria de Posgrados de Calidad 2017 en Campeche

El 1 de abril se llevó a cabo la 18ª Feria de Posgrados de Calidad con sede en el Centro de Convenciones y Exposiciones Campeche Siglo XXI, en la Ciudad de Campeche, Campeche, a la que asistieron Yuri Jorge Jesús Peña Ramírez, coordinador de Posgrado de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) en la Unidad Campeche y Yamile Castillo Novelo, responsable de Servicios Escolares.

En este evento, ECOSUR promocionó la oferta educativa de sus programas de posgrado: Maestría en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural, Maestría Profesionalizante en Ecología Internacional y el Doctorado en Ciencias en Ecología y Desarrollo Sustentable.

Asimismo, participó en el espacio “Exprésalo con un póster”, en el que se publicaron resultados de trabajos de investigación. Este espacio tuvo como objetivo la interacción entre investigadores y estudiantes becarios del CONACYT de los Programas de Posgrados pertenecientes al Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC).

El stand de ECOSUR fue visitado por más de 100 posibles aspirantes a la Convocatoria 2017, provenientes de instituciones como la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), Universidad Mundo Maya Campeche (UMMA), Universidad Autónoma de Campeche (UAC), Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Rene Descartes (ITES), Instituto Tecnológico de Chetumal (ITCHE), Universidad Popular de la Chontalpa (UPCH), Instituto Tecnológico Superior de Calkiní (ITESCAM), Universidad de Quintana Roo (UQROO), Instituto Tecnológico de Lerma (IT Lerma), Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR), Instituto Tecnológico Superior de Champotón (ITESCHAM), Instituto Campechano (IC), Tecnológico de Mérida, Instituto Tecnológico de Chetumal, Instituto Tecnológico de Escárcega (ITSE) y la Universidad Politécnica de Huatusco, (UPH).

Producción y consumo de chiles en Chiapas

Como parte de las actividades desarrolladas durante el curso Sistemas Alimentarios, de la Maestría en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural, estudiantes de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) presentaron los resultados del estudio que realizaron sobre la producción y consumo de chiles en Chiapas.

Mesoamérica es el centro y el desarrollo del chile, por ello México cuenta con la mayor biodiversidad de este producto a nivel mundial, pues se produce en prácticamente todo el territorio nacional. Las más de cien variedades se concentran en 22 grupos de verdes y 12 de secos, entre los cuales destacan los picantes como el jalapeño, el poblano y el serrano; así como algunos considerados dulces como el morrón.

El chile además de ser un gran condimento en la gastronomía mexicana es un vegetal que aporta antioxidantes, calorías y vitamina C.

Los más producidos y consumidos a nivel nacional son: el habanero, jalapeño, chipotle, serrano, simojovel y chile de árbol. Su nombre científico Capsicum –que comprende a los ajíes, chiles, guindillas o pimientos– proviene del griego kapsakes o cápsula; su nombre común proviene del náhuatl chili.

En el 2014 se produjeron 2.7 millones de toneladas, equivalente a 560 billones de dólares, siendo una actividad que genera ingresos económicos a la población mexicana.

Existen diversas diferencias encontradas, durante su estudio, en la cadena de valor en cuanto a su producción agroecológica y convencional.

En el sistema agroecológico se produce más la variedad simojovel y habanero, se implementa el riego de temporal, se utilizan abonos orgánicos; el control de plagas se realiza a través del control biológico; la dispersión y germinación de las semillas es a través de las aves, y su comercialización en la ciudad es en su mayoría en  Tianguis Agroecológicos.

En el sistema convencional se puede encontrar más diversidad de variedades de chiles. Su riego es a través de sistemas de riego para incrementar la productividad; se utilizan agroquímicos para aumentar la producción; el control de plagas se realiza a través de químicos, y su comercialización en la ciudad es en mercados y supermercados.

Los estudiantes del curso Sistemas Alimentarios concluyeron que los estudios sobre el chile se pueden resignificar cuando se aborda desde la multidisciplinaridad y la transformación del sistema alimentario.

Asimismo su manejo agroecológico mantiene vínculos directos con la población que reflejan la identidad, la cultura y el fortalecimiento de las relaciones sociales y transmisión de los conocimientos. Esto conlleva a la necesidad de mantener la diversidad de las especies de chile y las interacciones ecológicas existentes dentro de las mismas.

Para su estudio, los estudiantes realizaron entrevistas, encuestas y guías de observación tanto para los productores, distribuidores, acopiadores del producto y consumidores en San Cristóbal de las Casas.

14963364_1419097961433779_8156937599513242431_n

Estudiante de ECOSUR gana certamen de música con tema sobre la conservación de la Cuenca del Grijalva

Daniel Eduardo Armienta Moreno, estudiante de la Maestría en Ciencias de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) ganó el primer lugar de un certamen de música convocado por el Área Natural Protegida Parque Nacional Cañón del Sumidero, con el programa “Movimiento Sumidero por el Futuro del Agua”.

A través de la música, como herramienta de educación ambiental, Armienta Moreno busca fomentar el tema de la conservación, así como transmitir conocimiento y crear conciencia entre la población sobre la importancia de la Cuenca Grijalva.

Con una mezcla de reggae y rap, la canción Movimiento Sumidero, del estudiante de la Unidad San Cristóbal de ECOSUR, describe la zona en términos ecológicos y culturales, y a su vez invita a unirse al “Movimiento Sumidero por el Futuro del Agua”, una iniciativa para cuidar el paisaje de la Cuenca Grijalva y tener ecosistemas más equilibrados e integrales.

“La Cuenca del Grijalva es un sitio representativo para la sociedad chiapaneca en términos culturales y ecológicos, y es un área importante de investigación para ECOSUR, que ofrece estudios de recursos naturales y desarrollo rural en la zona, por lo que ésta es una buena oportunidad para dar a conocer la canción”, expresó Armienta Moreno.

ECOSUR como parte de sus proyectos institucionales Multidisciplinarios y Transversales (MT) trabaja de manera continua en la Cuenca Grijalva, a través de estudios de manejo sustentable para el desarrollo regional, con el objetivo de incidir en políticas públicas a través del fortalecimiento de instituciones comunitarias, gubernamentales, no gubernamentales y académicas.

La premiación se llevó a cabo el 28 de septiembre en el Marco del Congreso de Manejo Forestal y Desarrollo Rural para el Cambio Climático, realizado en la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), en Tuxtla Gutiérrez.

Puedes escuchar la canción en: https://soundcloud.com/cbillo1/movimiento-sumidero

14500178_1073645106045900_6163925442952453168_o

Contacto:
Daniel Eduardo Armienta Moreno
Nombre artístico: Mc-Billo
dearmienta@ecosur.edu.mx

Estudiantes de ECOSUR ganan “Medalla Miguel Ángel Martínez Alfaro” que premia a las mejores tesis en etnobiología

Alfonso López Gómez y William García Santiago, estudiantes de la Maestría en Ciencias de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), fueron galardonados este 19 de septiembre con el segundo y tercer lugar del certamen de tesis “Medalla Miguel Ángel Martínez Alfaro”, realizado en el marco del X Congreso Mexicano de Etnobiología “Rumbos y continuidades: etnobiología y diversidad biocultural mexicanas“, llevado a cabo en Mérida, Yucatán.

Los estudiantes de ECOSUR participaron en la modalidad de tesis de maestría. Alfonso López Gómez, presentó su trabajo “Ch’in chanetik: un acercamiento a la etnoentomología desde la cosmovisión de los tseltales de Oxchuc, Chiapas”, en el que destaca cómo los insectos son un referente importante de las culturas indígenas de México, por ser tanto un recurso material como simbólico. El objetivo principal de su investigación fue describir y analizar las formas en que se integra la cosmovisión dentro del conocimiento que se tiene de los insectos de importancia cultural para los pobladores de Oxchuc, para explicar la relación hombre-insecto. El trabajo busca servir de base para ayudar a divulgar extensivamente y revalorar la cosmovisión asociada al uso simbólico y material de los recursos naturales.

El tutor de esta tesis fue Ramón Mariaca Méndez, investigador del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente de ECOSUR, y fungieron como asesores Laura Huicochea Gómez, investigadora del Departamento de Sociedad y Cultura de ECOSUR; Benigno Gómez y Gómez, ténico académico del Departamento de Conservación de la Biodiversidad de ECOSUR y Eraldo Medeiros Costa Neto, investigador de la Universidad Estatal de Feira de Santana, Bahía, Brasil.

William García Santiago en su tesis “Hongos silvestres comestibles: su papel en los esquemas alimentarios de los pobladores de Oxchuc, Chiapas, México”, describe qué significan los hongos silvestres comestibles (HSC) para los pobladores tseltales de Oxchuc, Chiapas. Analiza su sabor, valor, el por qué se consumen, y qué hacen los pobladores para seleccionarlos, prepararlos y degustarlos. Durante su trabajo de investigación observó, registró y analizó la cultura alimentaria a través del método etnográfico y sus herramientas de campo. Entre sus resultados encontró que los hongos son alimentos importantes dentro de los esquemas alimentarios de los pobladores de Oxchuc, quienes tienen un profundo conocimiento de los hongos locales y describió sus prácticas culturales alrededor del consumo de éstos.

Ramón Mariaca Méndez fungió como tutor de la tesis; Laura Huicochea Gómez, investigadora del Departamento de Sociedad y Cultura de ECOSUR, y Juan Felipe Ruan Soto, investigador de la UNICACH, como asesores.

El X Congreso Mexicano de Etnobiología se realiza del 19 al 23 de septiembre, organizado por el Centro Peninsular en Humanidades y en Ciencias Sociales de la UNAM y la Asociación Etnobiológica Mexicana (AEM), y ECOSUR como colaborador, entre otras instituciones. Tiene como objetivo propiciar la reflexión sobre las aportaciones de la etnobiología mexicana y su significativa proyección fuera del país, se concibe esencialmente como un espacio de diálogo y reflexión sobre el quehacer académico y de compromiso social.

Alfonso López Gómez y Ramón Mariaca Méndez
Ramón Mariaca Méndez y Alfonso López Gómez

Foto: Ramón Mariaca

Cambio de uso de suelo y sus efectos sobre ecosistemas fluviales en la cuenca baja del Grijalva

Con información de Carlos Alberto Torrente Ruíz
Estudiante de la Maestría en Ciencias, ECOSUR Unidad Villahermosa

Los ecosistemas lóticos —ríos, arroyos y manantiales—, que prestan servicios vitales para la sociedad y donde interactúan microorganismos, animales y plantas, se encuentran entre los más amenazados globalmente por las actividades humanas como el cambio de uso del suelo ligado a la agricultura y la deforestación.

Carlos Alberto Torrente Ruíz, estudiante de la Maestría en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural en El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) Unidad Villahermosa, señala en su tesis “Efectos del uso de suelo sobre ecosistemas fluviales en la cuenca baja del Grijalva, Sureste de México”, la gran preocupación que existe por los ríos, ya que la deforestación, ligada al cambio de uso del suelo, ha convertido en zonas agropecuarias, urbanas e industriales, casi un tercio de las 106 cuencas hidrográficas principales del planeta.

Torrente Ruíz desarrolló su trabajo de investigación en las épocas de lluvias y sequías durante el 2015, abarcando desde la parte alta de las cuencas en las montañas del sur de Chiapas hasta la planicie costera del Golfo de México.

A través de la recolección de información en campo y técnicas de sistemas de información geográfica y estadística en los ríos Puyacatengo, Teapa y Pichucalco de Tabasco, identificó cómo los usos de suelo en diferentes escalas están afectando las características físicas y químicas del agua, la clorofila y la estructura de los ensamblajes de peces.

Observó que el hábitat y la vegetación del río Pichucalco y las zonas bajas de los demás ríos tienen un gran deterioro debido a la gran ocupación de cultivos de plátano y que el cambio de uso de suelo también afecta la diversidad específica y funcional de los ensamblajes de peces –aquellas asociaciones de peces que cohabitan espacial y temporalmente, hallando en los ríos de la parte baja, la presencia de peces invasores.

Para Torrente Ruíz es importante incluir aspectos relacionados con conservación de la biodiversidad, incluyendo el recurso pesquero, en el manejo del territorio y las prácticas agrícolas, con especial atención en los márgenes de los ríos, específicamente los hábitats acuáticos y la vegetación ribereña.

Asimismo, tomar en cuenta otros factores que se derivan de las actividades humanas como la erosión y la contaminación, con el fin de promover mejores condiciones de hábitat que soporten mayor diversidad y sean menos vulnerables al efecto de las especies introducidas e invasoras y al cambio climático, que amenazan fuertemente los ecosistemas fluviales y el agua dulce de México.

photo (2)

DCIM103GOPRO

photo (6)

photo (5)

Huertos familiares de Tabasco, claves para la agrodiversidad

Con información de Andrea Alejandra Serrano Ysunza

Andrea Alejandra Serrano Ysunza, egresada de la Maestría en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) Unidad Villahermosa, se unió al grupo académico de Agroecología atraída por la complejidad en torno al funcionamiento de los huertos familiares. Orientada por su comité tutelar, decidió trabajar en torno a los cambios espaciales y temporales en abundancia, riqueza y composición de árboles en los huertos familiares de Tabasco, con el objetivo de indagar si en los huertos la diversidad de especies de árboles locales se mantiene, disminuye o aumenta a lo largo del tiempo.

Serrano expone en su tesis titulada “Cambios espacio-temporales en la agrobiodiversidad de los huertos familiares de Tabasco”, que la pérdida de agrobiodiversidad en las zonas tropicales es un grave problema que se relaciona con los altos índices de deforestación y políticas que fomentan monocultivos de unas pocas especies comerciales y prestan escasa atención a policultivos de especies locales que proveen de alimentos diversos a la población local.

Si bien existen pocos estudios a lo largo del tiempo que permitan entender la dinámica de la agrobiodiversidad en los huertos familiares, esta investigación deja ver que en contextos post deforestación como el de Tabasco, los pequeños agroecosistemas diversificados dominados por árboles, como los huertos familiares, se vuelven claves para conservar y recuperar la agrobiodiversidad a partir de su continua renovación.

El estudio contiene información de los años 2009, 2012 y 2015 de 38 huertos tabasqueños de la costa, planicie fluvial y montaña. Así como un un mapa que realizó en 2009 sobre la distribución de los árboles con un diámetro mayor a dos cm a la altura del pecho en cada huerto. La información de 2012 y en 2015, permite identificar los árboles nuevos, los que se habían tumbado y los que permanecían.

En total, se registraron 164 especies de árboles, de las cuales 74.39% correspondía a especies nativas y neotropicales y 25.61% a especies introducidas. De este total, el 33% cambió a lo largo del intervalo de muestreos. La riqueza total de especies aumentó de 2012 a 2015, particularmente el número de especies neotropicales e introducidas, mientras que el número de especies nativas se mantuvo constante.

Serrano observó que las características de los agroecosistemas resultan de interacciones entre la ecología, la agricultura y la cultura, pues los propietarios de los huertos incorporan comúnmente especies en su quehacer experimental cotidiano, así las familias rurales y cada vivienda desarrolla estrategias particulares de selección de especies. De esta forma, la agrobiodiversidad regional surge de las estrategias familiares particulares.

Los resultados demuestran que las especies cultivadas en los huertos van cambiando continuamente, tanto en la costa, como en la planicie fluvial y montaña. La alta agrobiodiversidad en los huertos se debe, entonces, a la renovación continua de una mezcla de especies comerciales y de subsistencia, cuyas funciones en conjunto son importantes para la población, en quien reside la base para la conservación de la agrobiodiversidad regional.

nota1 nota5 nota6 nota7 nota8

Personal académico y estudiantes de la Unidad Villahermosa se capacitan en sistematización e interpretación de datos cualitativos

Del 3 al 5 de agosto, se llevó a cabo en la Unidad Villahermosa, el taller “La construcción de los datos cualitativos: sistematización, codificación e interpretación”, impartido por Judith Pérez Soria, catedrática de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), para el manejo óptimo de datos cualitativos para su interpretación y usos en la investigación.

El taller contó con la participación de seis estudiantes de la Maestría en Ciencias de ECOSUR, dos técnicos académicos, tres asistentes de investigación y dos investigadores.

El taller fue organizado por Dora Elia Ramos Muñoz y Armando Hernández de la Cruz, investigadora y técnico académico del Departamento de Sociedad y Cultura, respectivamente.

Quienes asistieron tuvieron la oportunidad de conocer las variantes de la codificación de la información generada en la investigación cualitativa y su articulación con el problema de investigación, esto les brindó las pautas para el análisis e interpretación de su propia información.

Al cabo de tres sesiones, de tres horas cada una, los asistentes revisaron y realizaron ejercicios del procedimiento de análisis de contenidos, trabajaron en la codificación de la información en tres etapas y en el análisis y construcción de modelos explicativos.

DSCF2014 copia