Parto natural y humanizado, un derecho de las mujeres

El 28, 29 y 30 de agosto se llevó a cabo el Foro “A toda mami”, en el que se estrenó el documental “Mujeres de Manos Cálidas; se realizó un cine-debate sobre la proyección “Un feliz acontecimiento”; se presentó el audio-libro “Espacios para parir diferente”, y se desarrolló la mesa redonda “Parto humanizado”, en las instalaciones del Foro Cultural Kinoki, en San Cristóbal de Las Casas.

Durante la presentación del audio-libro “Espacios para parir diferente”, Georgina Sánchez Ramírez, investigadora del Departamento de Salud de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), señaló que el parto es un hecho natural que se está medicalizando de manera innecesaria, pues según cifras oficiales del INEGI más del 50% de los nacimientos al año en México ocurren por cesárea, la mayoría de ellas innecesarias.

“A una mujer que está sana y que puede parir de manera natural se le está llevando al hospital cuando no es necesario, evidentemente si es una mujer con presión alta y problemas de salud requiere ser atendida por los médicos, quienes le tienen que comunicar los procedimientos a los que será sometida durante su parto”, expresó.

Explicó que en países como Alemania el parto se está atendiendo de otra manera, pues el Estado promueve que en los hospitales exista el área de atención al parto humanizado y con parteras, y el área quirúrgica de ginecobstetricia para atender los partos que puedan tener complicaciones, sin que medie más distancia que un pasillo, lo cual se ve reflejado en tasas cero de mortalidad materna y perinatal, y sin mayores costos para la salud pública de dicho país, ya que se prioriza el modelo de atención en pro de salvar vidas de manera certera.

Informó que en San Cristóbal de Las Casas, existen tres casas de parto: Casa Colibrí, Casa Luna Maya y Kinal Antzetik, las cuales son espacios acogedores, que son atendidos por parteras profesionalizadas y que ahí las mujeres pueden tener atención sobre cuestiones de sexualidad, el desarrollo de su embarazo, el parto y los beneficios de la lactancia materna y la crianza.

Asimismo expresó que “en México muchas de las casas de parto trabajan de una forma muy precaria, debido a que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y la Secretaría de Salud no tienen intenciones de regularlas, porque consideran que en esos espacios no pueden dar las garantías de un parto normal. Esto ha sido en parte porque las grandes empresas dedicadas al ramo de la medicina y de las fórmulas lácteas han boicoteado y han logrado acuerdos con el gobierno de México para evitar que se les conceda el permiso y ser reconocidos como espacios legalmente constituidos”.

Georgina Sánchez señaló que desde su experiencia al ser acompañada por una partera “el universo explota, a través de ti”, porque debe de haber un respeto absoluto y total de todo sus requerimientos y necesidades, “las posiciones de la mujer, sus deseos, si tiene hambre, si tiene ganas de llorar, cantar, gritar, apretar, maldecir, bendecir, de abrazar, que le apaguen la luz, que de luz en agua, en la cama, a cuatro patas o lo que ella desee”, esperando el proceso natural de la llegada del bebé, que puede llevar entre 45 minutos o bien tres a cuatro días, en los que se monitorea constantemente al bebé para que no haya alguna complicación o sufrimiento fetal, para lo cual las parteras profesionalizadas están capacitadas.

Para la investigadora de ECOSUR, eventos como “A toda mami” buscan seguir promoviendo el retorno a una cultura de parto natural y humanizado en todas las mujeres sanas que darán a luz, porque según las últimas investigaciones sobre psicología del nacimiento las personas cuando nacen en condiciones de violencia o maltrato pueden tener terribles traumas y frustraciones.

“Este foro refleja nuestro deseo de que los partos en México sean una experiencia linda y digna de ser recordada, porque uno de los primeros derechos es el de nacer en condiciones factibles y sin violencia”, expresó.

El audio-libro “Espacios para parir diferente”, editado por ECOSUR, puede adquirirse aquí.