Día internacional del manatí

Los manatíes alcanzan una talla de hasta tres metros y un peso de 500 kg en su edad adulta. Su piel es gruesa y áspera de color gris. Los machos y las hembras no pueden diferenciarse a simple vista, es necesario observar la posición de la abertura genital en la parte ventral del cuerpo, la cual en los machos está cercana al ombligo y en las hembras, a la abertura anal. Pueden permanecer hasta 20 minutos sumergidos en el agua, su ritmo normal es de dos a tres minutos.

Son muy pacíficos y semisociales, frecuentemente se les observa solos o en grupos de dos a cinco. La madurez sexual de las hembras en vida libre se estima entre los 2.5 y 4 años. Su periodo de gestación es de 12 a!5 meses, al término de los cuales nace una cría de 1.1-1.2 m de color gris oscuro, tonalidad que se aclara con el tiempo. Se han registrado nacimientos de gemelos pero son muy raros. Los pequeños permaecen con la madre entre uno y dos años, por lo que las hembras tienen una cría en promedio cada tres años.

Pueden tolerar confortablemente el ambiente marino, aunque prefieren vivir en aguas dulces o de baja salinidad. Con esta capacidad y sus hábitos completamente herbívoros, tienen acceso a una amplia variedad de pastos y algas acuáticas disponibles para su alimentación en aguas cercanas a la costa. Las aguas con temperaturas menores a los 20°C les pueden causar problemas severos o incluso la muerte por neumonía. Por lo tanto, las áreas adecuadas son aquellas que cuenten con vegetación y fuentes de agua dulce y cálida, con zonas para protección contra el viento y el oleaje, como canales y lagunas.

En México habitan en bahías, lagunas costeras, desembocaduras de ríos, ensenadas, cenotes, caletas y estuarios.

Más información:
Ecofronteras.