Universidad de Texas y ECOSUR trabajan en propuesta para el control de dengue, chikungunya y zika con el uso de drones

Douglas McArthur Watts, director ejecutivo de Servicios Veterinarios de Bioseguridad Institucional y co-director de Enfermedades Infecciosas e Inmunología del Centro de Investigación Biomédica de la Frontera, en la Universidad de Texas, en El Paso, visitó la Unidad San Cristóbal de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) y presentó la conferencia “Impacto en la salud pública y vigilancia-control de arbovirosis (dengue, chikungunya y zika): el caso de la frontera México-EUA”.

McArthur Watts habló sobre el trabajo que han venido realizando en la frontera norte de México con comunidades de El Paso para la detección y control de vectores — organismos vivos transmisores de enfermedades—. Destacó la preocupación que se tiene en esa región por las enfermedades como el dengue, chikungunya y zika, y principalmente por el virus del Oeste del Nilo, que es una enfermedad que actualmente ya ha causado muertes en Estados Unidos.

Señaló que los arbovirosis son virus transmitidos a humanos por artrópodos, un grupo muy grande de animales –cerca de 500 especies–, siendo los vectores más comunes los mosquitos, seguidos de las pulgas y garrapatas. Asimismo, explicó que los vertebrados que son los huéspedes amplificadores –aves, roedores, ganado, monos– cuando son infectados tienen la capacidad de transmitir los virus a otras especies, lo que puede resultar en episodios epidémicos.

Desde la perspectiva del investigador de la Universidad de Texas, la urbanización, la movilidad, la conglomeración de las personas e incluso la globalización son la principal causa de propagación de la transmisión de los virus por el mundo.

En ese sentido, habló del impacto global y local del virus del Oeste del Nilo, el cual fue descubierto en 1937 en África y posteriormente, presentando brotes en Europa donde causó muertes en equinos y humanos, después se expandió al Medio Oriente y más recientemente a Sudamérica, Centroamérica y Estados Unidos. Indicó que actualmente, este virus, que puede provocar la muerte, es la primera causa de enfermedades por arbovirosis en Estados Unidos y que no existe número ni control determinado de los casos en Estados Unidos, por lo que él se dedica a trabajar en reforzar el sistema de viglancia y de control del vector en la región y en encontrar la respuesta a por qué el virus del Oeste del Nilo no se ha expandido a México y Centroamérica, indicó que tiene especial interés en investigar por qué estas enfermedades se desarrollan solo en ciertas regiones y no en otras, a pesar de la presencia de sus respectivos vectores.

Explicó que, junto con el equipo de ECOSUR, encabezado por Héctor Ochoa, coordinador del Departamento de Salud, están trabajando en una nueva propuesta para el control de los mosquitos vectores mediante el uso de drones, con lo que se busca evitar que las fronteras sean zonas importantes de propagación de arbovirosis.

Douglas McArthur Watts es un científico con más de 30 años de experiencia en varios continentes en disciplinas como virología, microbiología y epidemiología. Entre sus principales contribuciones destaca el desarrollo de vacunas para enfermedades virales, como la encefalitis del oeste del Nilo, fiebre amarilla, viruela de los monos y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS). Actualmente, realiza investigaciones sobre la amenaza y el impacto de las enfermedades virales emergentes a nivel mundial.

La conferencia se realizó el 29 de septiembre en el auditorio Efraín Hernández X. de la Unidad San Cristóbal, organizada por el Departamento de Salud de ECOSUR con el apoyo de del programa de Visitas de Profesores Distinguidos de la Academia Mexicana de Ciencias-FUMEC 2016-2017.

IMG_3463 (1)