Se reúnen directivos de ECOSUR con empresarios del Soconusco

El 11 de diciembre pasado los doctores Mario González Espinosa, director general de ECOSUR, y Jorge Toledo Arreola, director de la Unidad Tapachula, asistieron a una reunión convocada por el ingeniero Roberto Grajales Andrade, empresario del ramo agroalimentario, que congregó a varias decenas de inversionistas, académicos y miembros de la banca local.

El propósito central fue presentar de manera sistemática una serie de bondades nutricionales, medicinales y agronómicas que se le adjudican a la ‘moringa’ (Moringa oleifera Lam.). Se expusieron también algunos de los elementos de su manejo básico y aprovechamiento, ya estudiados en el campo de Rosario Izapa del INIFAP, y se ofrecieron porciones para prueba con los alimentos servidos a los comensales.

La ‘moringa’ es un árbol perenne, originario del sur-suroeste de Asia, con propiedades nutricionales y medicinales, con una amplia capacidad de adaptación a diferentes condiciones ecológicas, en particular donde puede ser escasa la humedad y que tiene un rápido crecimiento y manejo sencillo, lo que la hace idónea para buscar su introducción en los solares tradicionales con fines de autoconsumo. Sin embargo, ECOSUR ha sido convocado también para colaborar en el desarrollo de algunos procesos como la certificación de la calidad y la liofilización de la harina de hojas y semillas que pueden llevar a conseguir patentes compartidas con los grupos de productores. En una primera instancia, se anticipa la posibilidad de desarrollar proyectos del tipo “triple hélice”, con la participación de empresarios del ramo agroalimentario, la academia —ECOSUR— y el gobierno —CONACYT, a través de su convocatoria de Programa de Estímulos a la Innovación.

Además, la reunión sirvió para que los empresarios agropecuarios plantearan su interés por desarrollar más amplias relaciones de colaboración con ECOSUR, en temas comunes como la producción de café y del mango de la variedad Ataúlfo, para la cual ellos tramitaron un certificado de denominación de origen hace algunos años. Este sistema de producción frutícola ha enfrentado en el Soconusco serios problemas en fechas muy recientes y se plantea ahora con verdadera urgencia el hallazgo de soluciones prácticas para rescatarlo a niveles previos y agregar valor al fruto que sale de las huertas.