Realizan foro para incidir en la regulación del ejercicio de la partería en beneficio de la salud materna

Georgina Sánchez Ramírez, investigadora del Departamento de Salud de El Colegio de la Frontera Sur, participó en el ”Foro sobre salud materna”, organizado por la senadora Silvia Martínez y la Asociación Mexicana de Partería (AMP), el 30 de noviembre en el Senado de la República con la finalidad de visibilizar la importancia que tiene en nuestro país transformar el modelo de atención al parto extremadamente medicalizado en pro de partos más humanizados.

En su intervención, la investigadora de ECOSUR expuso elementos claves que permitan incluir a la partería profesional dentro del esquema de atención al parto del Sector Salud, el cual presenta una sobresaturación en las áreas de ginecobstetricia en todo México; así como de la regulación del ejercicio de la partería con pleno reconocimiento a escala nacional de la cédula profesional que ampara la profesión.

Sánchez Ramírez expuso lo anterior a partir de sus hallazgos documentados ampliamente en su investigación sobre Casas de Parto, que son espacios que no pertenecen al Sector Salud y en los que hay condiciones suficientes para atender partos provenientes de embarazos de bajo riesgo.

Cabe mencionar que, según la CONAMED, “aproximadamente el 70% de la población obstétrica no tiene factores de riesgo, su control es simple, y no requiere de infraestructura de alto costo. El equipamiento básico que requiere el obstetra [sic] consiste en un lugar físico con iluminación y clima adecuados, una mesa ginecológica, esfingomanómetro, termómetro, báscula clínica con altímetro, cinta métrica, estetoscopio de Pinard, guantes de examen ginecológico, espéculos vaginales y expediente clínico”. (CONAMED, SSA, Cruzada Nacional para la Calidad en Salud, 2003, pág. 15)

En ese sentido, el mayor exhorto que hizo la académica fue reconsiderar la contradicción que existe entre lo que la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED) menciona sobre los requerimientos básicos para la atención de un parto de bajo riesgo y lo que Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) exige a las Casas de Parto para regular su atención, como tener un quirófano, imponiéndoles con ello la transformación del espacio seguro y hogareño para parir, en un remedo de clínica, sin considerar que lo que realmente se requiere en este país no es la privatización de la Salud Pública, sino que esta cuente con hospitales de tercer nivel suficientes y accesibles para referir a las mujeres a quienes se les complique el parto.

Las senadoras Silvia Martínez y Andrea García García se comprometieron a tomar cartas en el asunto en cuanto a lo que a su quehacer compete que básicamente se refiere a tres puntos: revisar el tema de la regulación de las Casas de Parto; la Norma Técnica de competencia laboral, misma que no está en el Diario Oficial de la Federación, lo cual impide su certificación, y el reconocimiento profesional y la correspondiente acreditación de las cédulas profesionales de las parteras a nivel nacional para garantizar la libertad del ejercicio de su trabajo.

Los resultados de la investigación de Georgina Sánchez están plasmados en el libro Espacios para parir diferente. Un acercamiento a Casas de Parto en México, (2016) México, ECOSUR y AMP. De venta en el área de fomento editorial de ECOSUR.

Puede ver parte del evento en la siguiente liga: https://es-la.facebook.com/Radio-Oxitocina-1700296483572665/

senado 3 senado 2 senado 1