Presentan modelo de prevención e intervención de la violencia escolar

La violencia escolar además de vulnerar los derechos de los niños, niñas y adolescentes, no permite que los estudiantes desarrollen todo su potencial, impactando de manera negativa en su rendimiento académico y en las relaciones personales, afirmó José María Duarte, Investigador adscrito a la Unidad San Cristóbal en el programa de Cátedras Conacyt para Jóvenes Investigadores, durante el seminario “Modelo multicomponente para prevenir e intervenir la violencia en escuelas primarias”.

El investigador mencionó que la violencia es algo que no solo se presenta en escuelas primarias, secundarias, preparatorias y universidades, sino que también está presente en los medios de comunicación, la familia y la sociedad, lo que conlleva a que los niños y las niñas aprendan que la violencia es una forma eficaz para resolver conflictos, transformándose en el modelo habitual de expresar emociones.

Señaló que “donde ocurra la violencia causa daño, dolor y humillación para los niños, niñas y adolescentes, afectando su aprendizaje, desarrollo y futuro. Esto lo podemos ver en los ambientes escolares donde predomina la violencia entre alumno y docente existiendo una desconcentración y bajo rendimiento escolar, a diferencia de cuando en el aula existe un clima agradable, de cordialidad y respeto, el aprendizaje del alumno es exitoso”.

Indicó que para la prevención de la violencia escolar se está utilizando en algunos países latinoamericanos enfoques innovadores sistemáticos y multicomponentes para fomentar la convivencia pacífica y prevenir con ello la violencia; uno de estos enfoques consiste en el desarrollo y fortalecimiento de competencias ciudadanas en estudiantes, docentes, directivos, padres y madres de familias de escuelas básicas, que al ser integradas con conocimientos y técnicas prácticas, hacen posible que las personas puedan actuar de maneras constructivas en la  sociedad.

En ese sentido, José María Duarte ha desarrollado un modelo de prevención e intervención de la violencia escolar que ya ha sido aplicado con éxito en escuelas de Hermosillo, Sonora, denominado “Aulas en paz”, en las que involucra a docentes, directivos, padres de familia y alumnos. El programa incluye: diplomados para docentes y directivos, grupos de docentes para la paz, talleres para padres y madres de familia, visitas familiares, grupos estudiantiles para la paz y talleres para estudiantes en el aula, los cuales proporcionan herramientas teóricas y prácticas para promover ambientes escolares de convivencia pacífica y disminuir con ello la violencia.

“Dicho modelo promueve un clima de convivencia pacífica en la escuela y en la familia a través del desarrollo de competencias para la consecución de la paz; el mismo pretende disminuir la violencia, elevar el aprovechamiento escolar, acrecentar las relaciones y la participación de la comunidad educativa, señaló el investigador de Ecosur.

El programa “Aulas en paz” permite promover un ambiente democrático y de participación en el que se respeta y valora la diversidad. Los y las participantes ponen en práctica habilidades para comunicarse asertivamente y lograr mantener un ambiente de convivencia pacífica.

Fotografía: José María Duarte