El jardín botánico “Dr. Alfredo Barrera Marín” celebra el día mundial de los humedales

El jardín botánico “Dr. Alfredo Barrera Marín” celebró el día mundial de los humedales, el 2 de febrero, con la visita de estudiantes del Colegio de Bachilleres de Puerto Morelos y 25 invitados internacionales de la organización “Positive Legacy”’.

En este marco Alejandro Vega Zepeda, técnico académico de ECOSUR, presentó ante los estudiantes la conferencia “El corredor transversal costero del sur de Quintana Roo”. Posteriormente, como parte de la jornada las y los jóvenes y los visitantes extranjeros  participaron en la  limpieza del área colindante con la carretera federal, en la rehabilitación del vivero del jardín y construyendo un compostero con madera recuperada. Pasado el medio día disfrutaron de la música fusión del grupo “Rebe-Lion”, así como de alimentos agroecológicos, aguas frescas y un recorrido por el jardín, guiado por la técnicas académicas Aurora Beltrán y Dalia Hoil. Estudiantes e invitados fueron sensibilizados sobre la importancia del manglar de Puerto Morelos.

Situado en Puerto Morelos, Quintana Roo, este jardín botánico es considerado el más grande de México, con 65 hectáreas de selvas y manglares e importantes colecciones de palmas, helechos, orquídeas, cactáceas, árboles frutales, plantas ornamentales y medicinales. Cumple una estratégica función de conservación de la diversidad biológica del norte de Quintana Roo, porque es el único reservorio de vegetación original que permanece en esta zona, y cuenta con importantes colecciones botánicas que contribuyen a difundir y conservar el patrimonio natural de este estado.

Científicos e investigadores de diversos campos de las ciencias naturales como Ingrid Olmsted, Arturo López Ornat, Arturo Gómez Pompa, James Linch, y al maestro Efraím Hernández Xolocotzi han visitado el jardín, que se ha convertido en un sitio donde la actividad académica se desarrollada con gran intensidad. Desde su creación, en 1982 hasta hoy, este jardín botánico ha sobrevivido a incendios, huracanes, e intentos de hacerlo pasar a manos de desarrolladores turísticos. Su nombre es en reconocimiento al investigador yucateco Dr. Alfredo Barrera Marín, quien dedicó buena parte de su vida al estudio y rescate de la etnobotánica maya.

 

localhost/ecosur/jb/YaaxChe/home.html