Celebración Festival de la Tierra 2016

Más de 500 personas participaron en el Festival de la Tierra “Reconociendo, Revalorando y Recreando la Vida desde la Cultura”, organizado por una plataforma integrada por el Consejo Indígena Ik Nah ‘Kin ‘Haa; Horizontes Creativos; Mujeres, Organización y Territorios A.C.; Comité de Derechos Humanos de Tabasco; y El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) Unidad Villahermosa.

Con la participación de lugareños de rancherías y comunidades, se realizó el Festival de la Tierra 2016, el domingo 24 de abril, en las instalaciones de la Unidad Villahermosa, en el que también participaron organizaciones de trayectoria en temas productivos, organizativos, ambientales, sociales y culturales en la región.

Hans Van der Wal, director de la Unidad Villahermosa, Ricardo Greeley, miembro de la Pastoral Social y Juan Manuel Orozco, de Horizontes Creativos, inauguraron el evento, coincidiendo en la importancia de la reflexión sobre lo que podemos hacer para enfrentar la actual crisis social, ecológica y económica y destacaron que desde las organizaciones se puede crear el espacio que se requiere para idear e intercambiar experiencias en la generación de alternativas.

Enseguida, se procedió con la instalación de un altar maya con flores, alimentos y frutos propios de la región, a manera de ofrenda a la Tierra, poniendo énfasis en su cuidado y la relación que como personas mantenemos con ella.

Agricultores, artesanos, alfareros y chefs pusieron a la venta sus productos. Además se realizaron actividades demostrativas y talleres como: “Abejitas cariñosas y agroecología”, “Hojarasca rico tesoro”, “¿Qué come el cacao?”, “Lombrices composteras”, “Mi amigo el árbol nativo” y “Peces y hortalizas en mi patio”. En mesas de diálogo se abordaron los temas de “Petrolización de la vida”, “Agricultura y sustentabilidad” y “Ganadería y Sustentabilidad”.

Estudiantes de la escuela Primaria Ignacio Zaragoza declamaron poesías, mientras que otros niños participaron en un concurso de carteles, elaboraron dibujos, jugaron, escucharon cuentos y lecturas dramatizadas. Las actividades se alternaban con intervenciones en la tarima principal, música de tambor y bailables.

Al final del evento se organizó un trueque de productos del campo, donde se intercambiaron semillas, plantas, y otros productos y servicios. Se concluyó el evento con la ceremonia del cierre del altar Maya.

 

Fotos: María Luisa Martínez