Celebran 34 aniversario del Jardín Botánico Dr. Alfredo Barrera Marín

“El Jardín Botánico Dr. Alfredo Barrera Marín (JBDABM), unificador de la biodiversidad con el desarrollo nacional. Hacia un desarrollo efectivamente sustentable”, fue el lema del 34 aniversario del JBDABM, que junto con la celebración del 11° Día Nacional de los Jardines Botánicos de México, se llevó a cabo el pasado 10 de Junio en Puerto Morelos, Quintana Roo.

El objetivo del evento fue sensibilizar a los asistentes sobre la importancia del jardín botánico en la conservación de los ecosistemas de transición, como lo es el ecotono selva-manglar que se aprecia en el sitio. También se resaltó la importancia de estos ecosistemas como hábitat natural del mono araña (Ateles geoffroyi yucatanensis), especie en peligro de extinción y amenazado por la expansión urbana.

En esta ocasión se ofrecieron recorridos guiados, una conferencia sobre el mono araña y varios talleres sobre germinación, propagación de plantas aromáticas, plantas medicinales y elaboración de composta.

Por primera vez se organizó la feria del trueque, actividad que sensibiliza para reducir el consumismo, la generación de residuos tóxicos y favorecer el comercio justo. Esta actividad contribuye a la autovaloración del individuo como agente de cambio en su ambiente y en la sociedad, además despierta su curiosidad y creatividad sobre formas alternativas del uso sostenible de los recursos.

Este 34 aniversario nos ofreció un espacio ideal para promover el rescate y difusión de las diferentes expresiones mayas contemporáneas, fomentando el gozo y apreciación de las mismas a través del evento cultural con diversas expresiones artísticas. Se presentó una muestra de música y relatos mayas a cargo del C. Rogelio Canché Canché, un quinteto de cuerdas y una muestra de circo alternativo.

La parte central del evento cultural la ocupó la ceremonia maya del tuti hua, misma que año con año se presenta durante la celebración del aniversario del JBDABM, con el propósito de mostrar una práctica ancestral con permanencia hasta hoy en día. Consiste en solicitar permiso a los dioses del monte para hacer uso de los recursos naturales del jardín y para que brinden protección tanto a los trabajadores como al visitante; la ofrenda estuvo compuesta de la bebida tradicional maya llamada zaká, presentada junto a una sopa de caldo de gallina y maíz Kol, acompañados de unos panes a los que dan el nombre de tuti hua, hechos a base de maíz y pepita de calabaza, mismos que se ofrendaron a los dioses en agradecimiento.

El jardín botánico, cuyo lema es “Donde naturaleza y cultura se unen”, promueve el rescate y la difusión del valioso conocimiento cultural e histórico que por milenios los mayas han ido acumulando sobre su entorno natural. Ofrece estrategias alternativas para la conservación de la biodiversidad y el uso sustentable de los recursos naturales con el propósito de que la comunidad de Puerto Morelos adquiera una cultura de apropiación de los ecosistemas de la región como patrimonio cultural y natural, y participe activamente en su conservación.

 

13419046_1726576087601069_9072297970186173889_n 13427995_1726575984267746_2112151247576798436_n

13423877_1726577134267631_4541347456181522492_n 13407190_1726578547600823_964490642555450287_n

13450123_1726578060934205_3226446800061311022_n