Académicos de ECOSUR hablan sobre la importancia del cuidado y el tratamiento de las aguas residuales

“El Día Mundial del Agua está considerado para realizar acciones que lleven a la conservación de este recurso hídrico”, indicó David Herrera López, técnico académico del Departamento de Ciencias de la Sustentabilidad en la Unidad Tapachula de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), en el marco de esta celebración, que se conmemora cada 22 de marzo, quien además resaltó la importancia de este recurso natural y del tratamiento de aguas residuales.

Karina Guillén, investigadora del mismo departamento, mencionó que el agua es el recurso natural más importante, del cual depende toda la vida del planeta, y que desafortunadamente las actividades humanas han contaminado este recurso, lo que se convierte en algo preocupante.

Informó que el grupo académico de Biotecnología Ambiental de ECOSUR realiza investigaciones y desarrolla estrategias para remediar la contaminación en el agua, de la misma forma el agua es usada en otros procesos para aprovechar los nutrientes que contiene.

En la región del Soconusco, las actividades del ser humano, tanto agrícolas como domésticas han repercutido de manera importante en la calidad del agua, lo que ha impulsado al personal académico de ECOSUR a desarrollar tecnologías para tratar el agua residual a través de plantas de tratamiento y por medio del uso de humedales artificiales, que tienen como beneficio bajo costo y fácil operación. Estos procesos también pueden ser implementados en los cultivos de la región, sin necesidad de una inversión fuerte, a diferencia de una planta de tratamiento de residuos que es más complicada de operar.

Informó que otros de los trabajos importantes que ECOSUR ha llevado a acabo con estas técnicas es el aprovechamiento de los nutrientes del agua del café para generar otros insumos, esto se hizo a partir de trabajos de tesis por estudiantes de maestría para generar energía eléctrica a través de los nutrientes que se encuentran en el agua.

Actualmente se planea trabajar en la generación de enzimas, ya que los nutrientes en el agua son abundantes, y se aprovechan por determinados microorganismos para producir algún compuesto orgánico de interés industrial.

Gamaliel Mejía, técnico académico del Departamento de Ciencias de la Sustentabilidad, informó que la contaminación del agua en el estado de Chiapas es básicamente orgánica, a diferencia de las aguas contaminadas en el centro del país o del norte que ya incluyen otro tipo de contaminantes como los metales, y que son más difíciles de tratar.

Explicó que en Chiapas los principales contaminantes del agua son todos aquellos insumos utilizados en actividades agrícolas, como fertilizantes y plaguicidas, que son arrojados por toneladas año con año y que contienen compuestos como fósforo o nitrógeno que no son aprovechadas del todo por las plantas, y llegan a lagunas. Indicó que a esto se suma la contaminación urbana, que es también un factor importante, tomando en cuenta que en Tapachula hay más de 500 mil habitantes y tan solo el 15% de las aguas residuales es tratada.

Los académicos puntualizaron que el cuidado del agua es esencial, puesto que los seres vivos dependemos de ese recurso natural, sin embargo, no tenemos la cultura de conservación del agua, por lo que el motivo principal de celebraciones como la del Día Mundial del Agua es concientizar a la población sobre el cuidado de este recuso.